¿Tu negocio se ha vuelto... bueno ... aburrido? La mayoría de los emprendedores comparten esa pasión por "sacudir las cosas". Aquí te compartirmos  10 formas simples de hacer cambios en tu vida y en tu negocio que harán crecer tu empresa.


1. Actualiza la tecnología que usas en tu negocio

¿Sabía que las PC más antiguas pueden hacer que tus empleados sean hasta un 29% menos productivos ? Según Intel, cada PC de 5 años en su negocio podría costarle $ 17,000 al año en pérdida de productividad. Las nuevas computadoras se pagan por sí mismas en productividad y lo ayudan a competir de manera más efectiva. Revise el hardware y el software de su equipo y busque formas de potenciar su negocio, ya sean computadoras portátiles más potentes o software empresarial más sofisticado.


2. Organiza tu oficina

La locura de KonMari puede haber disminuido un poco, pero aún tiene valor ser organizado. Estar rodeado de montones de papel o carpetas de documentos viejos puede hacerte sentir estresado y abrumado. Puede ser hasta un proceso relajante digitalizar todos los documentos que necesitas conservar y triturar el resto. Asegúrate de proteger los documentos con datos financieros o personales confidenciales cifrándolos y almacenándolos de forma segura.


3. Aprende algo nuevo para hacer crecer tu negocio

Toma lecciones sobre algo de lo que no sabes nada (pero que ayudará a hacer crecer su negocio, por ejemplo: programar, edición de fotografías, diseño web, etc.) o bien conviértete en un experto en un tema con el que ya estás familiarizado. Es fácil educarse en estos días gracias a Internet.


4. Sal de tu zona de confort

Te sorprendería cuánto tomar un riesgo calculado aumenta la confianza en  tu negocio. Proponte abordar algo que te desafíe, como hablar en una gran conferencia de tu industria. También puedes beneficiarte de desafíos personales como aprender rafting en aguas bravas, aventarte en paracaídas o básicamente cualquier actividad que te saque de tu zona de confort.


5. Haz crecer tu red

Expande tu círculo de conexiones comerciales poniéndote en contacto con alguien que admiras e invitándolo a reunirse en persona. ¿Conoces a alguien con quien te gustaría asociarte? Almuerza y comparte ideas para una asociación estratégica. Forma un grupo con otros dueños de negocios locales y reúnanse una vez al mes para obtener ideas e inspiración.


6. Expande tus horizontes

Pensar en pequeño no le sirve al universo (ni a tu negocio). Si no tienes grandes sueños, tu negocio se detendrá. Visualiza tu sueño más salvaje y ambicioso para tu negocio y anótalo. Luego haz un plan paso a paso sobre cómo lograrlo realmente. Todo sueño puede hacerse realidad cuando lo abordas paso a paso.


7. Conviértete en un influencer

No solo en las redes sociales, en la vida real. Eres la mejor herramienta de marketing de tu empresa, ¡así que sácate provecho! Un emprendedor B2B puede influir en la comunidad empresarial hablando en conferencias o escribiendo contenido útil. El propietario de un negocio B2C puede darse a conocer en la comunidad patrocinando eventos locales o trabajando con organizaciones benéficas locales.


8. Delega

Los pequeños empresarios se agotan cuando intentan hacer todo por sí mismos. No puedes hacerlo todo, así que piense en lo que estás dispuestos a delegar y pásalo a  empleados o contratistas independientes. Tendrás más tiempo para concentrarte en lo que haces mejor cuando no estás intentando hacerlo todo.


9. Practica el autocuidado

Tu salud y la salud de su negocio están indisolublemente unidas. Como propietario de un negocio, el cuidado personal puede parecer un espejismo. Intenta hacer pequeños cambios. Duerme un poco más, come un poco más saludable y mueve tu cuerpo un poco más cada día. Reserva tiempo para la oración, la meditación o cualquier práctica que te recargue mental y emocionalmente.


10. Revisa las finanzas de tu negocio

Muchos propietarios de negocios no logran controlar su flujo de efectivo, y esto puede ser un error fatal. Comienza a revisar tu flujo de caja mensualmente (o con más frecuencia) para mantener tu negocio saludable. Ten bien presentes tus proyecciones de ventas y crecimiento y asegúrate de que estén en el camino planeado.

Este artículo fue publicado en inglés por Forbes