Negocios

10 palabras que JAMÁS debes usar para describirte durante una entrevista

Este artículo aparecio primero en Theladders.com

Las entrevistas de trabajo son el momento perfecto para utilizar tus mejores habilidades de "modesto-presumido" y mostrarle a tus empleadores por qué eres la mejor persona para el trabajo. Pero cuando los entrevistadores hacen preguntas como "hábleme de usted" o "¿Cómo lo describirían sus amigos?" Se vuelve un poco más difícil presumir de ti mismo sin exagerar.

Definitivamente quieres mostrarle a los empleadores todas esas cosas que te hacen perfecto para el trabajo, pero sin arriesgarte a decir cosas que los hagan pensar que eres un idiota engreído. Hay una delgada linea entre calificado y vanidoso, y lo último debes evitarlo a toda costa.

Dicho lo anterior, aquí hay 10 palabras que nunca debes de utilizar para describirte a ti mismo en una entrevista, y alternativas de qué decir en su lugar:

1_sqMHMa6-2uoWTRkK3EIhHg

1. Independiente

Tú piensas que le estás diciendo a los entrevistadores que no necesitas a nadie para que te echen la mano con un proyecto, que puedes hacer las cosas de manera eficiente por tu cuenta, y que no necesitas ninguna microgestión. Pero lo que el entrevistador está escuchando es que no trabajas bien con los demás y que quizás no seas la persona más amable para trabajar.

En su lugar, dile al entrevistador que te gusta trabajar de manera autónoma, pero que también te gusta ser parte de un equipo, y que puedes aprender de los demás. No quieres que los empleadores piensen que eres distante o que no sabes jugar en equipo, por lo que es mejor evitar describirse como "independiente", "un lobo solitario" o algo por el estilo.

2. Inteligente

Describirte como inteligente en una entrevista de trabajo básicamente le dice a los empleadores que piensas que eres más inteligente y mejor que todos (ellos incluídos). Este es uno de los rasgos de personalidad que esperarías que alguien más usara para describirte, pero decir que crees que eres inteligente es una forma rápida y fácil de salir como un imbécil pretencioso.

En cambio, describe a los entrevistadores cómo piensas y aborda los problemas. Usa términos como "de rápido aprendizaje", "lógico", "perceptivo" o "analítico". Los entrevistadores estarán interesados en conocer tu proceso de pensamiento y cómo resuelves problemas, pero créenos, en realidad no les importa cuán inteligente tú crees que seas.

3. Obsesivo

Piensas que usar esta palabra para describirte a ti mismo les dirá a los empleadores que eres apasionado y que tienes buen ojo para los detalles, pero sinceramente, solo te hace parecer un poco loco. Evita usar palabras que puedan tener una connotación negativa para que no tengas que explicarte y recuperarte de una mala impresión.

Opta por palabras más descriptivas para describir tu pasión. Usa palabras como "orientado a los detalles", "enfocado" y "excelente administración del tiempo". Estas palabras demuestran efectivamente tu dedicación al trabajo de una manera mucho más positiva que decir que eres "obsesivo", ya que el entrevistador escucharía: "Psicópata"

4. Agradable

Este es otro de esos descriptores que te hace sonar un poco obsesionado contigo mismo. Además, va a ser un poco difícil encontrar ejemplos para respaldar lo simpático que eres sin parecer un completo narcisista.

Para mostrar que eres agradable y, en general, muy querido sin sonar irremediablemente pomposo, utiliza palabras para las que puedas dar ejemplos; como "jugador de equipo", "entusiasta" o "extrovertido". Luego, no dudes en dar ejemplos de esas veces que organizaste fiestas para la empresa, fuiste orador durante las reuniones o diseñaste ideas para proyectos. Esto es mucho más convincente que solo afirmar que les agradas a las personas.

5. Generoso

La generosidad es un título que se gana, y es una de las formas más elevadas de alabanza que alguien más puede darte. Aclamar por ti mismo que eres generoso solo te hará parecer tonto.

Si realmente sientes que eres una persona bastante generosa y deseas mostrarle esto a tu entrevistador, diles que intentas siempre ser "útil" o "que estás dispuesto a ayudar". Da ejemplos de participación en tu comunidad como en recaudaciones de fondos u obras de caridad. Si no puedes proporcionar estos ejemplos, probablemente ni siquiera valga la pena tratar de convencer a los demás de que eres generoso.

6. Humilde

A pesar de que una entrevista es definitivamente el lugar donde deseas utilizar tus mejores habilidades, nunca deberías jactarte de lo humilde que eres. Es contradictorio, es extraño, y simplemente no funciona.

Si este es un aspecto de tu personalidad que te mueres por mostrarle a tu entrevistador, demuestra humildad con tus respuestas. Puedes mostrarles a los empleadores que eres humilde al describir tus experiencias y establecer hechos sin jactarte de ti mismo. Deja que el entrevistador juzgue.

7. Directo

Tal vez pienses que le estás diciendo a los gerentes de contratación que "lo dices como es", que no "te vas por las ramas", o que simplemente "no te gusta perder tiempo". Pero todo lo que el entrevistador escucha es que eres irrespetuoso o simplemente grosero.

En su lugar, descríbete como "directo", "sincero" o "veraz". Estos descriptores logran transmitir la idea de manera efectiva.

8. Autodisciplinado

La lucha para mantener la autodisciplina es algo con lo que todos estamos familiarizados. Es difícil mantener la vista en este objetivo constantemente sin necesidad de un descanso de vez en cuando. Tan difícil, de hecho, que es casi increíble.

Si realmente deseas transmitir esta idea, muestrale al entrevistador tu disciplina con ejemplos de proyectos en los que has participado y los resultados. La mejor autodisciplina produce resultados, así que aprovecha la experiencia como tu mejor ventaja.

9. Adaptable

Esto es simplemente redundante. Los cambios se dan todo el tiempo, en todas partes (menos en la política 😉), por lo que es básicamente una necesidad humana ser adaptable. No te des palmaditas en la espalda por ser algo que se espera que seas.

En cambio, di que eres bueno para manejar y liderar el cambio y adaptarte a las nuevas condiciones. También puedes usar palabras como "flexible", "innovador" o "ingenioso" para mostrar afinidad para ajustarte a nuevos métodos e ideas, o incluso crear nuevas ideas propias.

10. Exitoso

Decir que tienes éxito es otro de esos términos que te hace sonar como súper obsesivo contigo mismo. Los empleadores podrán juzgar tu éxito por sí mismos al leer tu currículum y escuchar cómo describes tus experiencias laborales y fortalezas profesionales .

Si estás convencido de que tienes éxito, concéntrate en describir por qué eres bueno en lo que haces y en qué habilidades te destacas. Debes intentar mostrar tu éxito, no solo considerarte una persona exitosa.


Ahora sabes qué palabras debes evitar al describirte

Cuando se trata de entrevistas, todo lo que dices importa. No quieres arriesgarse a decir algo incorrecto y dejar una mala impresión en tu entrevistador, especialmente cuando te piden describirte a sí mismo.

Utiliza palabras que muestren y describan los aspectos de tu personalidad que deseas mostrar a los entrevistadores. Y hagas lo que hagas, no digas nada que te haga parecer pretencioso o egoísta.

Author image

About SoltekOnline