Digamos que has probado todos los trucos de productividad, pero aún no has tenido los resultados al nivel que esperabas. Antes de darte por vencido, sal de tu zona de confort y explora las siguientes técnicas no convencionales.

1. Ponte verde

Esta sugerencia no debería ser una sorpresa. Después de todo, se han realizado innumerables estudios sobre los beneficios de colocar plantas vivas en la oficina. Por ejemplo, las plantas pueden mejorar la satisfacción de los empleados y aumentar la productividad hasta en un 15 por ciento . Otra investigación establece una conexión entre la disminución de enfermedades y el aumento de la productividad después de que se ponen algunas plantas plantas en el lugar de trabajo.

Cuando compres plantas para tu oficina, ten en cuenta la estética y la facilidad de cuidado. Las plantas muertas no son inspiradoras. Idealmente, sus belleza debería enmarcar o llenar un espacio pero sin requerir un mantenimiento excesivo.

2. Pon algunas metas inalcanzables

Probablemente, esta sugerencia suene en contra de la lógica. Si estás estableciendo objetivos que tú y tu equipo no pueden lograr, ¿no estás simplemente preparando a todos para el fracaso? Muchos dirían que hay algo de verdad en esa posibilidad, pero si necesitas acelerar la productividad, establece lo que parece un  objetivo loco y poco realista , como alcanzar todas las ventas de un año en los próximos seis meses.

Haz el intento con tu equipo y observa cómo la chispa de la creatividad y el enfoque entran en acción. Los objetivos ambiciosos crearán un sentido de urgencia y motivarán a cada persona dentro de la organización a asumir riesgos. ¡Observa cómo se enciende el fuego!

3. Jugar

Algunos dicen que se supone que no debes jugar en el trabajo, pero un poco de juego puede mantener a los empleados frescos y motivados, al mismo tiempo que los reúne y aumenta la moral. Los científicos incluso han descubierto que jugar videojuegos puede combatir el estrés laboral y ayuda a los compañeros a socializar.

¿Lo mejor de todo? Tu equipo puede jugar durante sus descansos para que no interfiera con su trabajo. Si los videojuegos no son una opción, sugiere a tu equipo que salga y juegue a las escondidas o a la roña o algún juego similar.

4. Inyecta algo de humor

Agregar un poco de humor a la oficina alienta a las personas a ser ellas mismas. Como resultado, quita las jerarquías y fomenta la innovación. También puede aumentar la productividad, aumentar la moral, reducir el estrés y generar confianza.

La clave aquí es no ofender a nadie. En cambio, crear un ambiente de trabajo divertido donde la risa sea la norma. El mejor lugar para comenzar es ser más accesible y sonreír a menudo. También puedes sugerir iniciativas divertidas como tomar clases de improvisación juntos, o algo por el estilo.

5. Permite que los empleados tomen siestas

¿Deseas aumentar la productividad, el rendimiento y la retención, mientras fortaleces las relaciones? Deja que tus empleados tomen siestas de 20 minutos. Puedes lograr esto creando una "sala de siestas" en tu oficina o invirtiendo en cápsulas de siesta (como las de Google).

Si tomar una siesta no es una opción, al menos ayuda a tus empleados a descansar mejor por la noche sin bombardearlos con mensajes a todas horas. Quizás incluso compartas consejos con ellos sobre cómo mejorar su sueño.

6. La "solución de dos horas".

El autor Roger Seip presentó la "solución de dos horas" en su libro Train Your Brain for Success . Este método requiere gastar, en palabras de Seip, "dos horas cada semana con el propósito de planear mentalmente la próxima semana de tu vida". Puedes ayudar a tu equipo brindándoles un poco de tiempo libre ininterrumpido cada semana para evaluar cómo ha ido y cómo pueden programar mejor sus actividades para los próximos días.

7. Traer a los perros (o gatos) a la oficina

Diversos estudios e investigaciones han demostrado que una oficina que admite mascotas puede mejorar el trabajo en equipo y la satisfacción laboral. Los beneficios pueden incluir a los empleados que se sienten más motivados y un impulso general en la atmósfera positiva y la moral. Las mascotas también son una excelente manera para que los empleados se conozcan mejor.  Si tu empresa no permite que las mascotas ingresen a las instalaciones, al menos aliente a tu equipo a mirar algunas fotos de animales en línea. Un estudio encontró que ver lindas imágenes de animales puede aumentar la atención al detalle y al rendimiento general.

8. Deshágase de los escritorios.

La investigación ha encontrado que los estilos de vida sedentarios están relacionados con todo, desde enfermedades cardíacas hasta diabetes y obesidad. Para contrarrestar esto, los escritorios de pie se han convertido en la moda. No solo son mejores para su salud, sino que también pueden reducir la ansiedad y aumentar el rendimiento laboral. Pero, estar de pie todo el día puede provocar más molestias. Entonces, ¿cuál es la solución? Los escritorios convertibles, que pueden funcionar par estar de pie, como para estar sentados.

Ernest Hemingway, Agatha Christie y Thomas Wolfe no confiaban en escritorios convencionales. Christie escribiría donde pudiera. Wolfe escribía de pie y utilizaba objetos, como su refrigerador, para apoyarse cuando era necesario. Otros, como Richard Wright, hicieron todo su trabajo desde un banco en el parque. Truman Capote dijo una vez a The Paris Review , "No puedo pensar a menos que esté acostado".

9. Prueba un poco de aromaterapia

La aromaterapia probablemente no sea la primer herramienta en la que pienses para ayudar a aumentar la productividad y hacer crecer tu negocio, pero "el olfato es el más fuerte de los sentidos y tiene la mejor capacidad de influir en la actividad cerebral ". Como tal, considera llenar tu lugar de trabajo de aromas como limón, lavanda, jazmín, romero, canela y menta. Estos aromas pueden ayudar a calmar a las personas mientras aumentan la energía y la concentración. También contienen antivirales, antibacterianos, y propiedades antifúngicas, lo que significa que pueden fortalecer el sistema inmunológico.

10. Anima la oficina con el sonido de la música

Los neurocientíficos han descubierto que tocar un instrumento musical es como darle a tu cerebro un entrenamiento completo y, por lo tanto, los músicos pueden resolver problemas de manera más creativa y efectiva. Si no puedes tener una sesión improvisada en tu lugar de trabajo, al menos permite que tu equipo escuche música, pero ... ¡sin letra! Estudios demuestran que si la música contiene letra, el cerebro tiene más actividades y pone menos atención a lo que estés haciendo.

11. Deja de decir "buen trabajo"

Quizás una de las formas más fáciles y efectivas de aumentar la productividad de los empleados es reconocerlos por todo su arduo trabajo. Sin embargo, esto tiene que ir más allá de decir que alguien simplemente hizo un "buen trabajo". Al ofrecer elogios, debes ser más específico para que sepan exactamente que es lo que hicieron que fue tan increíble.

12. Deja que tu equipo sepa que está bien posponer las cosas.

Uno de los consejos de productividad más comunes que probablemente hayas encontrado es comenzar el día con las tareas más importante. Otros lo llaman "comerse la rana". Independientemente de la terminología, la idea es centrarse en las actividades con más prioridad cuando estés en tu máximo nivel  productividad, que generalmente es en la mañana.

Pero a veces no estás listo para devorar a esa rana. En momentos como estos, anima a su equipo a posponer las cosas. No perdiendo el tiempo, sino trabajando en otra cosa, una estrategia conocida como  procrastinación estructurada .

Como lo expresó una vez el experto en productividad Walter Chen : “Puedes utilizar esa sensación de 'Prefiero hacer cualquier cosa a esta cosa en particular', no para ponerte a ver un maratón de Netflix, sino usarla como una fuerza que motive la productividad ".


Este artículo fue publicado en inglés en inc.com