Hemos entrado en una era en la que los vendedores están siendo bombardeados de datos sobre las preferencias de los consumidores. En teoría, toda esta información debería facilitar la agrupación de usuarios y la creación de contenido relevante, pero no siempre es así. En general, cuantos más datos se agreguen al flujo de trabajo de un vendedor, más tiempo se requiere para dar sentido a la información y tomar medidas.

El aprendizaje automático (Machine Learning) es un subconjunto de la inteligencia artificial. La tecnología equipa a las computadoras con la capacidad de analizar e interpretar datos para ofrecer predicciones precisas sin la necesidad de programación explícita. A medida que se introducen más datos en el algoritmo, más aprende el algoritmo, en teoría, a ser más preciso y funcionar mejor. Si los especialistas en marketing esperan crear campañas más significativas con audiencias objetivo e impulsar el compromiso, la integración del aprendizaje automático puede ser la herramienta para revelar patrones ocultos y tácticas escondidas en esas grandes cantidades de datos .

Aquí hay algunas formas en que las marcas están utilizando el aprendizaje automático para impulsar sus campañas.

Descubriendo tendencias

En 2017, el gigante de helados Ben & Jerry's lanzó una gama de helados con sabor a desayuno: Fruit Loot, Frozen Flakes y Cocoa Loco, todos utilizando "leche de cereal". La nueva línea fue el resultado del uso del aprendizaje automático para extraer datos no estructurados . La compañía descubrió que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático permitieron escuchar lo que se hablaba en la esfera pública (redes sociales, servicios de streaming, etc.) Por ejemplo, al menos 50 canciones mencionaban "helado para el desayuno", y al descubrir la relativa popularidad de esta frase en varias plataformas reveló cómo el aprendizaje automático podría descubrir tendencias emergentes. El machine learning es capaz de descifrar la charla social y cultural para inspirar nuevas ideas de productos y contenidos que respondan directamente a las preferencias de los consumidores.

Apuntando a los influencers correctos

Ben & Jerry's está lejos de ser la única marca que aprovecha el poder del aprendizaje automático. La marca de automóviles japonesa Mazda empleó a Watson de IBM para elegir personas influyentes con las que trabajar  para el lanzamiento del nuevo CX-5 en el festival SXSW 2017 en Austin, Texas. Al buscar en varias publicaciones de redes sociales indicadores que se alinearan con los valores de la marca, como intereses artísticos, extraversión y entusiasmo, la herramienta de aprendizaje automático recomendó a los influencers que se conectarían mejor con los fanáticos del festival. Esos embajadores de la marca luego viajaron por la ciudad en el vehículo y publicaron sobre sus experiencias en Instagram, Twitter y Facebook. Una campaña dirigida, #MazdaSXSW, fusionó la inteligencia artificial con el marketing de influencia para llegar a un público específico y comprometerse con él, así como para promover la credibilidad de la marca.

Analizando campañas

Si bien los ejemplos anteriores muestran cómo el aprendizaje automático aprovecha las bases de clientes de las marcas de manera más efectiva, es importante no pasar por alto la rentabilidad real de tales campañas de marketing inteligentes. Durante los últimos años, el gigante de cosméticos Sephora ha presumido de una formidable estrategia de marketing por correo electrónico, adoptando modelos predictivos para "enviar flujos personalizados de correo electrónico con recomendaciones de productos basadas en patrones de compra de un 'círculo interno [de consumidores leales]'".  Un Modelo predictivo es el proceso de crear, probar y validar un modelo para predecir mejor la probabilidad de un resultado. La táctica centrada en los datos condujo a un  aumento de la productividad del 70 por ciento. para Sephora, así como una reducción de cinco veces en el tiempo de análisis de campaña, junto con un aumento no medible en el gasto.

El creciente papel del aprendizaje automático en el marketing

A medida que la afluencia de datos continúa creciendo de manera incontrolable, la implementación del aprendizaje automático en las campañas de marketing será aún más relevante cuando se trata de entablar conversaciones interesantes con los consumidores. De hecho, podría ser tan relevante que el gasto en sistemas de inteligencia cognitiva y artificial podría alcanzar los 77.6 billones de dólares para 2022, según la International Data Corporation . Empresas como Ben & Jerry's, Mazda y Sephora ya han reconocido el impacto positivo que el aprendizaje automático puede tener en sus marcas, incluidastasas de participación más altas y el mayor ROI (Retorno de Inversión). Es probable que otros vendedores pronto sigan su ejemplo.


Este artículo apareció en ingles en entrepreneur.com