El regulador gubernamental (FTC) ha estado cuestionando a los competidores de Amazon sobre el servicio Prime y cómo compite contra sus propios vendedores dentro de la plataforma.

En los últimos días, los informes noticiosos han dejado en claro que Amazon y otros gigantes tecnológicos pronto se encontrarán en el foco de un riguroso escrutinio antimonopolio de parte de la Comisión Federal de Comercio (FTC), el Departamento de Justicia y el Congreso.

El sábado, el Washington Post informó que la FTC se haría cargo de la supervisión de Amazon, después de un acuerdo entre la agencia y el Departamento de Justicia para dividir las responsabilidades de supervisión de los gigantes tecnológicos más grandes.

En los últimos meses, la FTC ya comenzó a cuestionar a algunos de los competidores de Amazon sobre las prácticas comerciales del gigante del comercio electrónico, según una fuente bien informada.

El tiempo es el correcto. La FTC anunció en febrero que estaba creando un nuevo grupo de trabajo dedicado a "monitorear la competencia en los mercados tecnológicos de EE. UU., Investigar cualquier posible conducta anticompetitiva en esos mercados y tomar medidas de cumplimiento cuando sea necesario".

La tensión es mayor ya que activistas, académicos y candidatos presidenciales de EE. UU., como la senadora Elizabeth Warren,  han acusado a Amazon de comportamiento anticompetitivo. Amazon controla aproximadamente la mitad de todo el comercio minorista en línea en los EE. UU., es el mayor proveedor de cómputo en la nube del mundo, e incluso su negocio secundario, la publicidad en línea, es lo suficientemente grande como para convertirlo en la tercera plataforma publicitaria más grande de los EE. UU., tan solo detrás de Google y Facebook

No se sabe exactamente el enfoque que tendrá la investigación, pero estas son tres preguntas relacionadas con Amazon que la FTC ha estado explorando.

La estructura de precios del "Fulfillment by Amazon"

Este es un servicio de logística de Amazon conocido más comúnmente en la industria minorista como FBA. El servicio permite a quienes vendan por Amazon almacenar sus productos en los almacenes de Amazon y hacer que mismo Amazon se encargue del embalaje, envío y servicio al cliente para estos pedidos.

Pero los vendedores de Amazon también pueden usar FBA para que Amazon almacene, complete y envíe artículos que el vendedor haya vendido fuera de Amazon, ya sea en su propio sitio web o en otras plataformas como Etsy y eBay.

Las consultas de la FTC sobre FBA han girado en torno a la estructura de precios del servicio. Amazon cobra a sus vendedores más por los servicios de FBA cuando se utilizan para un pedido realizado en un sitio web de la competencia en lugar de en Amazon.com.

Por ejemplo, Amazon cobra a los vendedores $4.76 por recoger, empacar, enviar y manejar el servicio al cliente por un artículo de FBA vendido en Amazon que pesa entre una y dos libras.

Sin embargo, ese mismo artículo costaría un 75 por ciento más, o $ 8.35 si Amazon tuviera que enviarlo a un cliente que compró el producto en plataformas de la competencia como Etsy, eBay o la propia tienda en línea del vendedor.

Esta discrepancia ha llamado la atención de la FTC.

Amazon compite deslealmente contra sus propios vendedores

Amazon compitiendo contra sus propios vendedores es quizás el tema más popular entre los críticos de la compañía, incluida Elizabeth Warren.

Amazon invita a las pequeñas y medianas empresas a vender directamente desde Amazon.com a través de una plataforma conocida como Amazon Marketplace. Pero Amazon ha creado más de 100 marcas propias que a menudo compiten directamente con los vendedores externos de Amazon.

Una pregunta es si Amazon usa injustamente la información de las ventas y otros datos de sus vendedores para utilizarla en su beneficio, y en contra de los mismos pequeños y medianos comerciantes. Un portavoz de Amazon dijo que la compañía prohíbe que las propias marcas de Amazon utilicen los datos de un vendedor individual para competir contra el vendedor. (Pero Amazon no dice si sus marcas pueden usar datos de un grupo de vendedores que venden el mismo producto).

En ocasiones, Amazon ha promovido agresivamente sus marcas propias dentro de su sitio web en banners y otras ubicaciones que no están disponibles para los demás vendedores, lo que le da una enorme ventaja competitiva.

Si consideramos a Amazon como un minorista, se podría argumentar que muchos otros minoristas, incluidos Walmart y Target, hacen algo similar: analizar las tendencias de ventas en sus tiendas para informar crear productos que comercializan bajo marcas propias.

Pero si consideramos que Amazon Marketplace es más una "plataforma", (argumento presentado por Warren en su reciente manifiesto antimonopolio y presentado originalmente por la experta antimonopolio Lina Khan) entonces podríamos preguntarnos si se debería permitir que Amazon compita contra sus propios clientes.

Paquete de servicios de Amazon Prime

Si eres un comprador frecuente de Amazon, los $ 119 que gastas cada año en su membresía Prime, que te da una larga lista de ventajas como: envíos ilimitado de 1-2 días hábiles; acceso a una gran biblioteca en línea de programas de televisión, películas y canciones; almacenamiento de fotos en línea gratuito; y más, parece un buen trato. A partir de 2018, Amazon cuenta con más de 100 millones de miembros Prime en todo el mundo.

Pero la FTC ha mostrado interés en la cuestión de si este paquete de servicios permite a Amazon perjudicar injustamente a sus competidores. Una forma de verlo es esta: si Amazon no necesita el dinero de la cuota anual de la membresía Prime, y no está claro si realmente lo necesita,  ¿cómo se supone que los competidores que SÍ dependen del dinero puedan competir?  En otras palabras. Si tienes un restaurante de sushi, y otro restaurante de sushi se pone frente a ti, es libre comercio; pero si ese otro restaurante tiene dinero suficiente para sobrevivir años vendiendo sus platillos a menos del costo, ¿es libre competencia? o ¿es un plan para llevarte a la quiebra?

Teniendo en cuenta el tamaño de Amazon, es probable que la FTC esté recopilando información sobre los otros tentáculos de Amazon más allá de los tres descritos anteriormente. Se ha mencionado que Amazon debe separar Amazon Web Services de su negocio principal, por ejemplo. Otros están preocupados por el rápido dominio de Alexa en el espacio de la "casa inteligente", y porque Amazon ya está compitiendo contra los fabricantes que integran Alexa en sus dispositivos, así como otras compañías que desarrollan aplicaciones de voz, u otras "habilidades", para Alexa.

Lo único seguro para Amazon en este momento es que ha llegado un intenso escrutinio regulatorio, y no se disipará pronto.

Este artículo fue publicado en inglés porVox.com