¿No hay Purell? ¡No hay problema! Cuando el gel desinfectante se agota en todas partes, puedes prepararlo tú mismo con cosas que (tal vez) ya tengas en casa.

Lavarse las manos adecuadamente es una de las mejores maneras de detener la propagación de gérmenes y virus, y para asegurarte de que no te enfermes. Pero si no tienes acceso a jabón y agua limpia, o si estás fuera y lejos de un fregadero, debes llevar desinfectante de manos para proteger tu salud.

Como sabrás, las botellas de desinfectante para manos (Purell, Wet Ones y similares) se agotan rápidamente durante las crisis de salud pública. Pero no te preocupes, hacer tu propio desinfectante para manos es notablemente fácil. Solo debes tener cuidado de no estropearlo. Asegúrate de que las herramientas que usas para mezclar estén correctamente desinfectadas; de lo contrario, podrías contaminar todo. Además, la Organización Mundial de la Salud recomienda dejar reposar tu brebaje durante un mínimo de 72 horas después de que hayas terminado. De esa forma, el desinfectante tiene tiempo para matar cualquier bacteria que pueda haberse introducido durante el proceso de mezcla.

(Nota: para reiterar, nada es mejor que lavarse las manos. El desinfectante para manos, incluso el hecho por profesionales, siempre debe ser el último recurso).

Tenemos dos recetas para ti. El primero es uno que puede hacer con cosas que probablemente ya tengas en tus gabinetes y debajo del fregadero, por lo que es efectivo en situaciones de emergencia. La segunda receta es más compleja, pero fácil de hacer si tienes la oportunidad de hacer algunas compras y planificar con anticipación. Otra nota: muchos de estos artículos se están agotando rápidamente debido a la alta demanda.

La potencia importa

Necesitarás un poco de alcohol. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, su mezcla de desinfectante debe tener al menos un 60 por ciento de alcohol para que sea efectiva. Pero es mejor un porcentaje más alto, a un mínimo del 75 por ciento. Una botella de alcohol isopropílico al 99 por ciento es lo mejor para usar. Tu vodka y whisky regulares son demasiado débiles y no sirven.

La receta rápida (gel)

  • Alcohol isopropílico (99%)
  • Gel de aloe ver
  • Aceite de té de árbol

Mezcla 3 partes de alcohol isopropílico con 1 parte de gel de aloe vera. Agrega unas gotas de aceite de árbol de té para darle un aroma agradable y alinear tus chakras.

La receta recomendada (en aerosol)

  • Alcohol isopropílico (99%)
  • Glicerol o glicerina
  • Peróxido de hidrógeno
  • Agua destilada
  • Botella de aerosol

La mezcla de aloe hace el trabajo, pero el aloe también deja la piel molestamente pegajosa. Entonces, aquí hay una receta que es menos pegajosa y más potente, basada en la mezcla recomendada por la OMS.

Mezcla 354 ml de alcohol con 2 cucharaditas de glicerol. Glicerol es un ingrediente importante porque evita que el alcohol seque sus manos. Si no puedes encontrar glicerol, continúa con el resto de la receta de todos modos y solo recuerda humectar tus manos después de aplicar el desinfectante.

Mezcla 1 cucharada de peróxido de hidrógeno, luego 89 ml de agua destilada o hervida (luego enfriada). (Si estás trabajando con una solución de alcohol para frotar de menor concentración, usa mucha menos agua; recuerda que al menos ¾ de su mezcla final debe ser alcohol).

Guarda la solución en atomizadores, esto no es un gel, es un aerosol. También puedes mojar una toalla de papel y usarla como toallita.

Si es necesario, puedes agregar un poco de aceite esencial a su mezcla para que huela bien.