Los seres humanos por naturaleza evitamos el riesgo, lo que hace que dar el paso en algo tan arriesgado como iniciar un negocio sea muy inquietante. En resumen, los emprendedores enfrentan el miedo más que cualquier otro tipo de profesional. Depende de ellos tomar decisiones, hacer nóminas, recaudar dinero y construir una gran compañía, con pocas personas.

Pero, ¿cómo hacemos frente al miedo? No se habla del miedo con la suficiente frecuencia, simplemente porque todos queremos dar la impresión de que sabemos lo que estamos haciendo. Y aunque atraer más atención al miedo puede contribuir a generar más miedo, también es importante crear estrategias y mecanismos de afrontamiento para vivir con el miedo y no perder las ganas de crear. Vamos a ver tres de estas estretegias que podemos utilizar.

Ten presente que el miedo también puede ser motivamente

A menudo escuchamos decir que el miedo en realidad puede ser emoción que se malentiende, ya que la respuesta fisiológica en nuestros cuerpos en ambas sensaciones es idéntica. Del mismo modo, el miedo puede motivarnos. El Journal of Business Venturing compartió sus investigaciones sobre el concepto del miedo en el proceso de emprendimiento, y descubrió que "la experiencia del miedo al fracaso en el emprendimiento a veces puede motivar y en otras inhibir a un individuo". Continuó informando que las respuestas a ambos involucraron una tendencia de "enfoque" (en otras palabras, sentimos el miedo y queremos ir tras él) o una tendencia de "evitación" (cuando nos asustamos y corremos hacia el otro lado). "

Entonces, sabemos que el miedo es una moneda con dos caras. Puede motivarnos o hacernos correr, pero podemos elegir el aspecto de la motivación y dejar que el miedo nos motive a hacer más y a hacerlo mejor. Depende de nosotros cómo queremos entrenarnos para hacer frente cuando sentimos miedo.

Quema tus barcos para que no tengas otra alternativa

Piensa en las implicaciones a una escala más grande de tu negocio

El miedo también puede palidecer en comparación con el bien que estás haciendo en el mundo. Macdonald Worley, fundador de McDonald Worley PC, señaló que "tomarse un momento para mirar alrededor de su negocio y darse cuenta de que no solo está ayudando a los clientes, sino que está proporcionando empleos a sus empleados y una forma de que ellos puedan mantener a sus familias" es de las mejores maneras de orientarse en una mentalidad de éxito . Y es cierto: no importa cuán grande o pequeño sea tu negocio, lo iniciaste para ayudar a las personas. Esta es la naturaleza del negocio. Estás contribuyendo con una propuesta de valor única para el mundo. Si centras tu atención más en este aspecto, encontrarás la manera de hacerlo funcionar.

“Si no decides dar el todo para hacer que funcione, fracasarás. "Quema tus barcos para que no tengas otra alternativa”, aconseja Worley. "Si haces que tu UNICA opción sea tener éxito, es una excelente manera de acelerar y tomar medidas radicales".

...aleja tu enfoque del miedo y pasa a la acción. Esto es lo que los emprendedores hacen mejor.

Deshazte de la necesidad de perfeccionismo

El perfeccionismo es uno de los subproductos del miedo al fracaso. De alguna manera, internamente creemos que si hacemos todo a la perfección, hemos disminuido nuestras posibilidades de fracaso. Pero también sabemos que el perfeccionismo es un mito y, en última instancia, puede sabotearnos de hacer lo que realmente queremos hacer. Si un emprendedor que recién comienza se está apegando a un ideal imposible de perfeccionismo para sentirse cómodo y lanzar su empresa, es probable que ese momento nunca llegue.

La forma en que los perfeccionistas encuentran una manera de priorizar la necesidad de perfección contra la necesidad de lanzar algo difieren, pero las formas comunes de superar la necesidad de ser perfectos incluyen practicar la auto-observación, establecer pequeños pasos de acción y pedir retroalimentación para que puedas tener en cuenta la percepción de otras personas acerca de tu trabajo.

El miedo es simplemente una emoción que existe para protegernos, pero podemos decidir conscientemente cuánto dejamos que se interponga en el camino. Aprovecha la razón por la que elegiste iniciar un negocio y aleja tu enfoque del miedo y pasa a la acción. Esto es lo que los emprendedores hacen mejor.


You can read en english version of this post here