Negocios

Consigue Ese Trabajo Que Quieres Pensando Como Un Emprendedor

Por Tyler Tervooren , creador de Riskology.

Recuerdo mi primer trabajo "real" justo terminando la universidad. Era en una compañía constructora como Ingeniero de Proyectos. Para que me contrataran bastó firmar unos papeles y una breve entrevista con el departamento de Recursos Humanos. Sin horas revisando listados de empleos y sin esa interminable cadena de entrevistas que pueden - o no - llevarte a algo.

Simplemente me presenté un día y comencé a trabajar.

Cuando miro hacia atrás, me doy cuenta que en todos los trabajos en los que estuve fue de esa manera. Jamás esperé horas para ser entrevistado y jamás envié un currículum - exceptuando los casos donde fue por mera formalidad.

¿Cómo es posible?

No provengo de familia "adinerada". No tengo palancas. No tengo amigos en posiciones de poder (bueno, no los tenía en su momento).

Lo que sí tenía, sin embargo, era un espíritu de emprendedor acerca del trabajo. Miraba las oportunidades de trabajo de una manera diferente a la persona promedio. Ver las cosas desde una perspectiva diferente me benefició enormemente en el mundo corporativo.

La economía está un poco mejor de lo que ha estado en años, aún así millones de personas batallan para encontrar empleo. Personas experimentadas y con buena educación pierden trabajos todos los días.

Debe de ser un poco desmotivante saber que eres la persona adecuada para un trabajo y perderlo por un chico que conoce al gerente.

Pero, hay buenas noticias. No tiene que ser así. Al menos no para ti.

El problema con la manera convencional de buscar trabajo

Algo así luce la búsqueda de empleo hoy día (y ha sido así por muchos años):

  • Te pasas días puliendo tu currículum y encontrando el mejor papel para imprimirlo.
  • Escribes una carta de presentación que resalta tus atributos sin verse falsa.
  • Tapizas tu ciudad (o tu área de interés) con CVs. ¡Que todas las empresas sepan que existes!
  • Las siguientes semanas te la pasas pegado al teléfono, confirmando que "recibieron" tu folder.
  • Consigues una silla cómoda y esperas... y esperas por esa llamada para asistir a una entrevista.
  • Vas a tres ciclos de entrevistas y aún no sabes si tienes trabajo.

Si alguna vez has buscado trabajo, quizás estés familiarizado con (y cansado de) este proceso.
Es increíblemente frustrante. Debes lograr que tu nombre esté en cada escritorio de la ciudad, para que por puro azar aumenten tus posibilidades de ser seleccionado para una entrevista.

Cuando sigues por este camino, estás compitiendo contra docenas de otros que son igual de talentosos, inteligentes y determinados por obtener ese mismo trabajo.

Eres una "mercancía" un bien, con el mismo valor que tu competencia. La persona encargada de la contratación bien podría seleccionar a uno de ustedes entre el montón para que resuelva sus necesidades, y de hecho así es como le hacen. Hacer que te contraten básicamente se convierte en un juego de probabilidades, envía tu CV muchas veces, y eventualmente serás seleccionado para algo. No sabes qué, pero algo.

Si a ti sólo te importa conseguir algún trabajo, haciendo lo que sea, en donde sea, la receta funciona... eventualmente. Pero si quieres conseguir un trabajo que te satisfaga personalmente, que te presente retos y desafíos, debes seguir una receta diferente.

Una mejor manera: Cómo un "chiquillo" de 35 años fue contratado para ser Vicepresidente

En mi último empleo, la compañía tenía un camino muy bien definido. Inicias desde abajo, y si eras bueno en tu trabajo por unos 20 años, puede ser que te nombraran vice presidente.

Al menos así pensé que funcionaban hasta que conocí a Nathan. Un día, nos llamaron a todos para conocer al nuevo integrante de la empresa. Estaba en sus 30s, un chico carismático.

Nathan nunca había trabajado en construcción antes, era nuevecito, de modo que todos estábamos un poco confundidos del por qué Nathan era tan importante y por qué nos habían convocado a todos, era inusual presentar a un empleado nuevo con tanto bombo y platillo. Fue cuando nos enteramos de que Nathan era el nuevo vice presidente de Seguridad en Construcción.

Y así de la nada, un externo se brincó la cadena jerárquica, pasando encima de personas que tenían 30 años o más esperando ser VPs. Por si fuera poco, la posición de vice presidente de Seguridad en Construcción ¡ni siquiera existía antes! Crearon ese puesto sólo para él.

¿Por qué? Nathan era un emprendedor que había creado un negocio exitoso en un área en la que mi empresa estaba muy interesada. Cuando Nathan quiso integrarse al mundo corporativo, los ejecutivos en mi empresa hicieron todo lo posible por atraerlo, incluyendo crear una posición de la nada.

¿Significa que debes crear un negocio antes de obtener un empleo decente? Para nada. Sin embargo, la historia de Nathan contiene varias lecciones importantes que te pueden ayudar a conseguir el empleo que buscas.

Piensa como emprendedor

Nathan se brincó el camino convencional distinguiéndose de las masas específicamente por pensar como emprendedor. Y aprender a pensar como emprendedor es exactamente lo que hará que tu siguiente búsqueda de trabajo sea un rotundo éxito, mucho más que la vieja técnica de bombardear con currículos.

Veamos algunas de las diferencias importantes entre uno y otro método.

La típica persona que anda cazando trabajo busca en los lugares en donde el saldrá beneficiado.

El emprendedor considera lo anterior, pero se concentra más en los lugares en donde ÉL puede ser más útil.

El típico Joe sólo se preocupa sólo por cuánto ganará, los beneficios y las horas que trabajará; una persona con pensamiento emprendedor busca esos lugares que más necesiten eso que él puede ofrecer, ya que demostrar su habilidad para resolver un problema específico lo pueda (o la puede) volver indispensable.

Un empleado promedio en cualquier compañía puede ser reemplazado cualquier día por otro con las mismas habilidades, pero un empleado emprendedor no, ya que brinda soluciones a problemas difíciles.

Al empleado promedio no le importan los problemas de la empresa, menos se preocupa en ayudar a resolverlos. Él sólo piensa en cambiar un poco de su tiempo por un poco del dinero de la empresa. No se da cuenta de que su compensación está ligada al valor que él como persona aporta. Es por esto que el trabajador emprendedor no sólo obtiene más fácilmente el trabajo, sino que también lo conserva.

Si quieres los beneficios de ser un trabajador emprendedor, esto es lo que tienes que hacer.

Las tres cosas clave para buscar trabajo como un emprendedor

Cuando empieces a buscar trabajo, piensa de la misma forma en que un emprendedor inicia un nuevo negocio.

0-2
1. Identifica al cliente ideal

Cuando un emprendedor inicia un negocio, primero se pregunta, "¿Qué necesita el mercado? y ¿Cómo puedo solucionarlo?"

Traducido para la búsqueda de empleo: Dedícale menos tiempo en pensar qué es lo que quieres hacer (sí, es importante claro), y más tiempo en encontrar las necesidades actuales de las empresas en las que quieres trabajar. A fin de cuentas, la empresa será tu único cliente. Piensa en como les darás ese excelente servicio que no podrán conseguir en otro lugar.

1-1
2. Crea una propuesta de venta única

Un emprendedor no va a ser exitoso si crea un negocio que funciona idéntico a la competencia. Debe encontrar esa manera única que la separe del resto.

Traducido para la búsqueda de empleo: Tus logros académicos, tus habilidades o experiencia no son importantes. ¿Por qué? Si al solicitar el trabajo piden alguien con maestría y diez años de experiencia, ¿adivina qué? Todos los que apliquen para ese trabajo van a tenerlos. Lo que debes hacer es comunicar mejor que todos los demás el por qué estás mejor calificado para resolver un problema en particular. Puedes lograr esto resaltando como vas a utilizar tu experiencia (en cualquier trabajo, en la vida, incluso hobbies) en beneficio de la compañía. Pinta una imagen en la que se vea que todo lo que has hecho en la vida te ha llevado a este momento en particular, en donde les ofreces un servicio invaluable.

2

3. Construye relaciones con individuos clave

Un emprendedor puede batallar por años y jamás crecer. O, puede identificar empresas clave - quienes controlan una buena parte del mercado - y trabajar como loco para construir alianzas con ellos, y crecer rápidamente.

Traducido para la búsqueda de empleo: Debes trabajar para crear relaciones con las personas que son responsables de contratarte. Así es como el chico que construye un círculo social enorme deja sin trabajo a personas más calificadas y con mayor experiencia. Te contaré un secreto, la confianza es el factor clave para ser contratado. Un currículum sólo dice lo que tú quieres que otros lean, pero no aporta nada para que te ganes la confianza de los demás. Las personas confían en quienes les recomiendan personas en las que ya confían. ¡Haz tu tarea! Ve a exposiciones, asiste a simposiums. Inicia un podcast con un ejecutivo de la compañía que tienes en la mira como invitado especial. ¡Caramba! Incluso stalkea a tus futuros compañeros en su bar favorito.

Haz tu tarea HOY mismo

Si quieres destacar, debes de cambiar la manera en que buscas trabajo. Debes de ser un empleado emprendedor.

Empieza hoy el cambio. Haz una lista de las compañías en las que sueñas trabajar (grandes o pequeñas no importa), después crea otra lista en donde expliques como tu experiencia de vida te convierte en el mejor candidato.

Éste es el inicio. ¿En dónde quieres trabajar? y ¿Qué puedes ofrecer qué nadie más pueda?

Author image

About SoltekOnline