Aviones, restaurantes, la oficina... estos son solo algunos de los lugares en los que vemos a muchas personas quejándose.

Los aviones son el lugar idóneo para las quejas; no es nada cómodo estar atado a un pequeño asiento a 35,000 pies de altura, además los retrasos, las pérdidas de equipaje, y los molestos vecinos de asiento roncando a las 3 de la madrugada.

En un restaurante hay quejas desde la temperatura de la comida, hasta el tiempo que tardan en servir.

Sin embargo, el verdadero pozo de las quejas está en el lugar de trabajo, en donde la negatividad se propaga como la plaga.

Ten cuidado porque...

El estrés de la negatividad encoge tu cerebro

Un estudio de Stanford de 1996 sugiere que es hora de parar. Quejarnos, o incluso escuchar las quejas de otros, por 30 minutos o más, puede dañar físicamente el cerebro.

Los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética (IRM) de alta resolución y encontraron “vínculos entre las experiencias estresantes de la vida a largo plazo, la exposición a largo plazo a las hormonas producidas durante el estrés y el encogimiento del hipocampo”, escribieron los autores del estudio. (El hipocampo es la región del cerebro involucrada en la formación de nuevos recuerdos y también se asocia con el aprendizaje y las emociones).

La peor parte es que la persona promedio se queja entre 15 y 30 veces al día, según Will Bowen, el autor más vendido de “Un mundo sin quejas”.

No lloriquear en el trabajo

Gary Burnison comenta "De hecho, doy la bienvenida a los quejumbrosos en la oficina, con una importante advertencia: las quejas deben ser constructivas."

En otras palabras, si no llegas con un problema importante acompañado por una solución o información adicional, entonces solo estás lloriqueando.

Aquí hay cuatro maneras de ser un quejumbroso constructivo:

1. Envuelve tu queja como un sandwich

La positividad saca lo mejor de quienes te rodean.

El sandwich de quejas comienza con una declaración positiva, seguida de la queja y se cierra con otra declaración positiva. Aquí hay un ejemplo:

“He escuchado grandes cosas sobre tu servicio y estoy emocionada de intentarlo. Pero me ha costado mucho llegar a mi gerente de cuentas para encontrar soluciones inmediatas. Realmente me gustaría seguir usando tus servicios. ¿Hay algo que puedas hacer para ayudar?”

Estructurar las quejas de esta manera también ayuda al oyente a comprender mejor.

2. No te quejes de lo que creaste

Cuando presentes quejas, no te quejes de una decisión o situación que tu mismo hayas creado. ¡Hazla tuya! Es la forma más rápida de pasar de ser víctima de las circunstancias a tener la facultad de cambiarlas.

Toma el control y encuentra más de una solución. Comenzarás a moverte en una dirección diferente y pasarás de “indefenso y sin esperanza” a “servicial y más feliz”.

Incluso si finalmente no es la respuesta correcta, te ayudará a crear un impulso positivo.

3. Presta atención a tu entorno

Si es absolutamente necesario desahogarse, considera primero a las personas que te rodean. Nunca se sabe quién está detrás la puerta y pueda escucharte.

El problema con las quejas en el lugar de trabajo es que tienden a suceder en algún lugar secreto o “seguro”, como el baño.

Sin embargo, todos hemos tenido que escuchar incómodamente a alguien quejarse o chismear, y luego, ¡sorpresa! - Se abre una puerta y sale alguien inesperado. (Si es tu jefe, tendrás que dar algunas explicaciones).

4. Desterrar el “pero ...”

Nada arruina una discusión saludable más rápido que la palabra “pero”.

Cuando una persona expresa una idea y otra salta con “pero”, lo que sigue es siempre algo negativo. E invariablemente conduce al desacuerdo. Para mejorar la efectividad del equipo, comience a reemplazar “pero” con “y”: “Esa es una idea interesante, y también podrías considerar ...”

Pruébalo, es posible que sientas que la energía en la habitación comienza a aumentar.


Gary Burnison es el CEO de Korn Ferry , una firma de consultoría global que ayuda a las empresas a seleccionar y contratar al mejor talento.  Puedes ver el artículo original en inglés aquí.


⚠ En Soltekonline tenemos desde el 2010 facilitando las compras de cualquier página web del mundo a nuestros   clientes en México. Conoce más de nuestros servicios y regístrate con este enlace que te da $10 USD de regalo al instante.