Cuando los ejecutivos de Amazon escucharon la noticia, no podían creerlo.

En noviembre pasado, la compañía de artículos deportivos más grande del mundo, Nike, anunció que dejaría Amazon. Quitaría todos sus productos de Amazon.com y los vendería exclusivamente en su tienda en línea.

Nike es el retailer más grande en romper con Amazon, pero no es el primero. Desde tiendas populares hasta gigantes minoristas, más de un millón de empresas están abandonando Amazon y vendiendo en línea de forma independiente.

Este es el comienzo de la mayor interrupción en el comercio minorista desde el inicio de Amazon, aunque esta megatendencia está todavía en las primeras etapas.

Vamos a darnos una idea de lo que está pasando .

Durante mucho tiempo, los minoristas dependían de Amazon para vender en línea

Como todos sabemos, Amazon es el rey de las compras online. Dirige la tienda en línea más grande del mundo, que representa más de la mitad de las ventas en línea en los Estados Unidos.

Lo que quizás no sepas es que la mayoría de las cosas listadas en Amazon.com no son productos de Amazon. Vienen de miles de minoristas conocidos como "vendedores de terceros". Por una tarifa, Amazon les ha otorgado permiso para poner sus cosas en sus "estantes".

En 2007, solo el 26% de los productos vendidos en Amazon eran de terceros. Hoy, más del 53% de todos los productos de Amazon son de terceros, según Statista.

Durante mucho tiempo, Amazon ha servido como "escaparate" en línea para la mayoría de los minoristas. Pero eso está cambiando silenciosamente.

Un minorista tras otro se va de Amazon

Nike es solo la punta del iceberg. Hay un creciente grupo de minoristas que rompen los lazos con Amazon y lanzan sus propias tiendas en línea.

Tome Birkenstock, una de las marcas de calzado más emblemáticas del mundo. En 2017, la compañía dejó Amazon por completo. También emitió una orden estricta a varios miles de sus socios minoristas para retirar todos los productos Birkenstock de Amazon.

También puedes estar familiarizado con estas marcas:

  • Vans: una de las empresas de calzado y ropa urbana más emblemáticas de Estados Unidos.
  • Ralph Lauren: otra marca icónica de estilo de vida de la moda estadounidense
  • Rolex: la mayor compañía de relojes de alta gama
  • Louis Vuitton: una marca de moda de lujo francesa
  • Patagonia y North Face: algunas de las marcas de ropa, calzado y equipos para exteriores más grandes.

Si bien puedes encontrar algunos de sus productos en Amazon listados por revendedores, la mayoría son modelos genéricos y anticuados o imitaciones, ninguna de estas marcas se vende directamente en Amazon.

Estos son solo algunos de los muchos gigantes minoristas que abandonaron Amazon. Hay un millón más que lo evitan y venden productos en línea de forma independiente .

Amazon tenía la ventaja contra los minoristas

Hasta hace muy poco, la idea de una pequeña o mediana empresa que competía con Amazon en línea era una broma. Porque Amazon lo tiene todo.

En unos pocos clics, puedes pedir cosas de miles de minoristas y recibirlas en tu puerta el mismo día. ¡Gratis! Si no tienes efectivo, Amazon te dará crédito. Si no estás satisfecho con tu pedido, lleva el paquete a la tienda UPS más cercana y obtén un reembolso casi al instante.

Para mantener todo esto funcionando sin problemas, Amazon invierte miles de millones de dólares en su tienda. Opera más de 150 millones de pies cuadrados de espacio de almacén. Decenas de miles de sus camiones y furgonetas deambulan por todo el país. ¡Incluso posee su propia flota de cargueros oceánicos y aviones de carga!

¿Quién puede igualar eso? Durante años, enfrentarse a Amazon fue un suicidio para un minorista. La única opción para el 99.99% de los minoristas era asociarse con Amazon para vender sus productos en la tienda de Amazon.

Cualquiera puede ser Amazon ahora mismo

Esto puede sorprenderlo, pero hoy cualquier tienda familiar puede tener una tienda en línea tan buena como la de Amazon. Gracias a una nueva generación de compañías tecnológicas, ahora puede agilizar fácilmente cada paso del proceso de la tienda en línea, desde el envío hasta las devoluciones e incluso la entrega en un día.

Aquí hay un resumen rápido:

  • Puedes crear una tienda en línea con  Shopify , BigCommerce o alguna otra opción.
  • Ejecutar campañas publicitarias guiadas con Facebook o Instagram
  • Manejar pagos con Stripe o Paypal, entre otros.
  • Dar crédito con Affirm.
  • Almacenar tu inventario y completar pedidos con ShipBob.
  • Manejar retornos con Returnly.
  • Incluso brindar la famosa entrega de Amazon en el mismo día con DarkStore.

Todos ellos están cobrando una pequeña tarifa mensual o una pequeña comisión por ventas. Eso significa que cualquier persona con un par de cientos de dólares puede vender cosas en línea tan efectivamente como Amazon.

Una interrupción masiva está soplando justo delante de nuestros ojos. Al igual que Internet liberó a los minoristas de las tiendas físicas, estas compañías los están liberando de las garras de Amazon.

Shopify es el rey de esta megatendencia

¿Qué hace Shopify? En resumen, te ayuda a vender tus productos en línea en tu propio sitio web. Al igual que Nike, Birkenstock y otros minoristas de renombre.

Por tan solo $29 por mes, Shopify te ofrece una tienda en línea personalizada completa. Incluso puedes mantener tu inventario en sus almacenes.

Dado que Shopify opera "detrás de escena", probablemente no lo hayas visto al comprar en línea. Pero ya es la segunda compañía de compras en línea más grande del mundo.

Impulsa más de 1,000,000 de tiendas en línea independientes. Y entiende esto, uno de cada tres estadounidenses compra en una tienda Shopify, sin siquiera darse cuenta.

Desde que Shopify se hizo pública, ha ido creciendo a pasos agigantados. En 2015, tenía solo 240,000 comerciantes, vendiendo productos por un valor de $ 7.7 mil millones a través de su plataforma. Desde entonces, se ha convertido en más de un millón de comerciantes que generan más de 50 mil millones en ventas anuales.

Si Shopify mantiene este crecimiento, se duplicaran esos números para el 2022.


Este artículo fue publicado en inglés por Forbes.com