Estos días a rondado por todo Internet, lo hemos visto en Twitter, Youtube, FACEBOOK, por todas partes, incluso en memes, la presentación del Cybertruck de Tesla paso a la inmortalidad en más de una manera.

Y uno de los momentos que más serán recordados es cuando el jefe de diseño de la compañía, Franz von Holzhausen, tiró una bola de metal a las ventanas de la pickup, para demostrar su resistencia y sucedió lo peor: se rompieron.

Este fallo lamentablemente marcó el tono del resto de la presentación del Cybertruck que, entre otras cosas, pretendía comunicar su resistencia extremadamente alta a las peores condiciones posibles a las que se podría enfrentar un vehículo.

Pero... ¿Cuál fue la razón de que fallará?  

Elon Musk publicó un video después de la presentación grabado durante los ensayos, previos al evento, donde von Holzhausen hacía exactamente lo mismo y la bola rebotaba en los cristales sin afectarlos de forma alguna.

El CEO de Tesla explica en su cuenta de Twitter que el problema radica en el golpe con el martillo que von Holzhausen efectuó justo antes de hacer la prueba en los cristales.

"El impacto en la puerta rompió la base del cristal, motivo por el cual la bola de metal no rebotó. Debimos hacer esa prueba primero y después la del mazo. Para la próxima".

Tesla Cybertruck: construido para durar

El Cybertruck fue diseñado para ser lo más durable posible. El chasis está construido de acero inoxidable laminado en frió, que ofrece un acabado muchísimo mejor al tradicional, mayores tolerancias y una exactitud inalcanzable cuando se malea el metal en calor.

El acero inoxidable laminado en frió permite cambiar las propiedades mecánicas del material y hacer combinaciones determinadas de dureza, resistencia, rigidez o ductilidad, que Tesla está aprovechando al máximo para el coche.

Musk explicó también que parte importante del motivo por el cual el diseño del Cybertruck es como es, sin esquinas o zonas curvas, responde a que, para construir un vehículo con un chasis tan resistente, es necesario usar ese tipo de acero inoxidable y no hay maquina capaz de hacer de estampar el metal sin que se rompa.

Este es el mayor ejemplo de "la forma sigue la función" que se ha visto en muchos años en el sector automovilístico.

Información de hipertextual