El CEO de Sony PlayStation, Jim Ryan, confirmó que su próxima consola insignia se llamará PlayStation 5 (PS5). También reveló que llegará a las tiendas a tiempo para la próxima temporada navideña, es decir entre noviembre y diciembre de 2020.

Sin embargo, eso no es todo lo que reveló.

En declaraciones a Wired, el CEO de Sony PlayStation, Jim Ryan, y el Arquitecto principal del sistema, Mark Cerny, divulgaron que la PlayStation 5 admitirá el trazado de rayos (una técnica de renderizado que produce luces y sombras más realistas), impulsada por la aceleración de la GPU.

Pero espera hay mas.

Los ejecutivos también revelaron que los juegos físicos para la PS5 vendrán en discos ópticos de 100GB, insertados en una unidad que también funciona como un reproductor de Blu-ray 4K. Sin embargo, instalar títulos será mucho más fácil de lo que es con la PlayStation 4 actual.

"En lugar de tratar los juegos como un gran bloque de datos", dice Cerny, "estamos permitiendo un acceso más preciso a los datos". Esto podría abrir la puerta a instalaciones modulares, lo que significa que - por ejemplo - puedes optar por instalar solo la parte multiplayer de un juego,.

Por supuesto, también tendrá la opción de instalar el resto del título simplemente colocando el disco en la unidad óptica cuando llegue el momento de sumergirse en la campaña. Además, puedes elegir eliminar módulos individuales cuando los haya completado.

Ryan señala que el controlador de PlayStation también ha recibido algo de amor. Ahora presenta "disparadores adaptativos" con resistencia basada en sus actividades, así como retroalimentación háptica que es más realista que el ruido encontrado en el modelo existente.

Esto incluso puede afectar los sticks analógicos.

Con todo, la PS5 se perfila como un monstruo de una máquina. Otros detalles confirmados incluyen un procesador AMD Navi hecho a medida, soporte para 8K Ultra HD y un nuevo modo de ahorro de energía que consume menos jugo que una PS4 cuando está en standby.