Como emprendedores, tuvimos una visión, la pusimos en marcha y ahora tenemos nuestras propias compañías . Pero perseguir el sueño puede chuparnos la vida y lanzar por la borda el "equilibrio entre el trabajo y la vida".

Cuando el éxito de la compañía recae en tus hombros, siempre tienes una excusa razonable para posponer todo lo demás: "déjame pasar por el lanzamiento del nuevo producto y luego comenzaré a ... .. "

El Burnout se define como: un estado de agotamiento emocional, físico y mental causado por un estrés excesivo y prolongado. Ocurre cuando te sientes abrumado, agotado emocionalmente e incapaz de satisfacer las demandas constantes.

¿Cómo evitarlo?

Vamos a citar del nuevo libro de la oradora motivacional Sam Horn, quien tiene un libro titulado:  Algún día no es un día de la semana: 10 trucos para hacer que el resto de tu vida sea lo mejor de tu vida. Ella recomienda elaborar dos listas: prioridades de tiempo y prioridades verdaderas. Básicamente, recortar lo más posible de la lista de "tiempo", eliminar horas de tu semana dedicadas a hacer cosas que no son estrictamente necesarias para que puedas agregarlas a la lista "verdadera", a aquellas cosas que has querido hacer "algún día."

A veces la mejor manera de abordar el problema del equilibrio entre el trabajo y la vida es pensar en pequeño. Haz un puñado de correcciones a tu estilo de vida que, individualmente, pueden no sonar tan relevantes, pero en conjunto, pueden evitar que caigas en el burnout. Sin duda, este tipo de ajustes son prácticos, pero pueden ayudarte a reconectarte con tu yo más grande. (Ya sabes, esa persona que piensa y siente cosas que no necesariamente tienen nada que ver con ser el fundador y CEO de una empresa). Aquí te compartimos cuatro "life hacks" que te pueden ayudar a preservar (más o menos) ti cordura:

1. Trabaja desde casa un día a la semana, ¡o el tiempo que puedas!

Pocas cosas te dan una sensación de control más intensa que hacer las cosas en tu propio espacio a tu propio ritmo, sin niños o colegas perturbando tu paz. En lugar de salir de la oficina para aclararte la cabeza con un café de Starbucks, puedes lograr lo mismo mientras doblas la ropa o cocinas.

Sin mencionar que trabajar en pijama es uno de los placeres menospreciados de la vida.

2. Haz tiempo para ejercitarte

¿Te molesta un día que no puedes ir al gym o al tenis? OK, eso puede sonar trivial, pero no lo es, quizás sea una parte significativa de tu vida fuera del trabajo.

Para recuperar el equilibrio, reorganiza tu horari, puedes por ejemplo dos mañanas a la semana, desperte una hora antes para entrenar. Si sudar en la cancha o en la pista no es tu camino hacia la tranquilidad mente / cuerpo, intenta con yoga o la meditación o ese hobby que siempre te encantó pero que abandonaste después de comenzar tu negocio.

3. Aprende algo nuevo, fuera de la oficina

Puede ser agotador ser siempre la persona que se supone que tiene las respuestas como líder empresarial. Es sorprendentemente liberador estar del otro lado, absorber el conocimiento sin la presión de actuar o de tener siempre la razón.

Proponte asistir regularmente a charlas o tomar talleres con empresarios y líderes de alto perfil, lo que tiene una recompensa obvia en el trabajo.

Pero no tengas miedo de ir más lejos: consulta las clases y conferencias en tu universidad local o en una incubadora de empleos, o salte por completo de tu industria. Una de mis historias favoritas del libro de Sam Horn es sobre un ortodoncista que evitó el estrés de mitad de carrera al tomar una clase semanal de astronomía.

4. Agrega en tu agenda: socializar

Es sorprendente lo fácil que los viejos amigos pueden desaparecer del mapa, y lo difícil que es hacer nuevos. Siempre que sea posible, agenda tiempo para socializar... o deje que alguien más lo haga. Por ejemplo una directora ejecutiva de una empresa global de consultoría organiza un almuerzo mensual para mujeres líderes, pero no te limites. Desde excursiones a desayunos o una noche de tragos, las opciones son casi infinitas.


Este artículo fue publicado en inglés en inc.com