Ive tiene más poder operacional dentro de Apple que nadie más en la compañía excepto yo mismo. - Steve Jobs

Cuando Steve Jobs dejó el cargo de CEO de Apple en agosto de 2011, la gente dijo que era el final de una era. La salida del jefe de diseño de Apple, Jony Ive , anunciada el jueves, identifica claramente al nuevo Apple.

Durante las últimas dos décadas, Apple ha pasado por uno de los resurgimientos más dramáticos de la historia. Su historia de dramático crecimiento bajo su cofundador (Jobs), su declive y casi muerte después de su derrocamiento, y luego su renacimiento son el tema de leyenda en Silicon Valley.

A lo largo de ese tiempo, a dos nombres en particular se les ha atribuido ese éxito: Jobs, quien volvió a liderar Apple nuevamente en 1997, y su mano derecha, Ive, cuya ética de diseño ha impulsado a una generación de productos minimalistas y elegantes como el iPhone .

Ive y Jobs eran amigos íntimos, se unían en almuerzos frecuentes y tenían una sensibilidad similar para el diseño. "En la primera reunión, de una manera bastante impactante, realmente hicimos clic",  comentó Ive en una entrevista en 2017.  Esa asociación ayudó a llevar a Apple de la bancarrota a un gigante de la industria, la empresa más valiosa de la tierra, incluso antes de que Jobs falleciera en 2011.

La salida de Ive, cuya suave voz británica introdujo el hardware de Apple en innumerables eventos, es la última señal de los grandes cambios dentro de Apple. La compañía creció hasta convertirse en una de las compañías más rentables y mejor valoradas del mundo, con un valor de casi $ 1 trillón de dólares, en mucho gracias al iPhone. Pero las ventas del dispositivo han comenzado a disminuir, y aunque a cualquier persona  le encantaría tener los "problemas" de Apple (tan solo $ 58  billones en ventas y $ 11,5 billones en ganancias, contabilizadas en el primer trimestre del año) , parece que la época en que el hardware gobernaba todo ha pasado.

Apple ha comenzado a preocuparse por encontrar lo que sigue

La mayor señal de ese cambio se produjo en el evento de marzo de Apple este año, cuando el CEO  Tim Cook  habló sobre cómo la compañía planeaba lanzar una serie de servicios de suscripción el próximo año, que incluyen el servicio de noticias (Apple News Plus ), un servicio de TV/documentales ( Apple TV Plus ),  un servicio de juegos (Apple Arcade) y hasta una tarjeta de crédito. Solo Apple News Plus, con un costo de $ 9.99 por mes, ha sido lanzado, aunque los otros servicios se esperan para este otoño.

La nueva Apple bajo Cook no siempre ha sido bien recibida, y los fanáticos a menudo se preocupaban por lo mucho que la compañía estaba cambiando.

Pero la partida de Ive será diferente, ya que está señalado que continuará trabajando con Apple durante los próximos años. Su nueva firma de diseño tendrá a Apple como cliente principal. Y la compañía planea los dispositivos con años de anticipación, asegurando que el próximo iPhone , iPad o Airpod que veamos en los estantes de las tiendas aún tenga sus huellas dactilares, incluso si ya no tiene una credencial de empleado de Apple.

"Si bien pensamos que este desarrollo se percibe como negativo, creemos que cualquier impacto potencial de la partida de Ive debería ser manejable", escribió el analista de Evercore Amit Daryanani en una nota a los inversionistas.

Y todo este bla bla bla no significa que el iPhone esté terminado o que el legado de Ive esté sellado. Después de todo, cada uno de estos servicios está demasiado ligado al iPhone, la misma Oprah Winfrey recordó a los espectadores (durante la presentación de su propio documental) que el iPhone está "en miles de millones de bolsillos". Significa, sin embargo, que Apple está cambiando.

Apple piensa diferente

Si bien el impulso de Apple a los servicios será una apuesta importante para la compañía en los próximos años, no es la única. Es probable que otros proyectos en los que Ive ya ha contribuido incluyan nuevos iPhones , como el que se espera para este año con una nueva tercera cámara trasera, así como  un nuevo Apple Watch.

Apple también está  trabajando en un potente auricular inalámbrico. Dicho dispositivo, que está diseñado para realidad aumentada/virtual y alimentado por los propios chips de Apple, está programado para 2020.

El fabricante del iPhone también  acaba de adquirir Drive.ai , una nueva empresa de auto-conducción que en un momento tuvo un valor de $200 millones. Se rumorea que la compañía estaba trabajando en la tecnología de autos autónomos, aunque algunos rumores dijeron que el tamaño del equipo que trabaja en el proyecto  se redujo a principios de este año .

No queda claro a ciencia cierta dónde quedan Apple e Ive con esto de trabajar "con un pie dentro y otro fuera". Una cosa es segura: tanto los analistas como los observadores de Apple están tratando a Ive como un empleado que pronto será un ex empleado.

"Esto de que aún va a trabajar con Apple como una firma de diseño independiente no suena coherente", escribió el veterano comentarista de Apple John Gruber . "O estás en Apple o no. Ive está fuera".

El analista de Wedbush, Daniel Ives, estuvo de acuerdo. "Ive está dejando un hueco en la empresa y es claramente insustituible, ya que ha sido una de las figuras más importantes de Apple en las últimas décadas". "Sus huellas dactilares están profundamente entrelazadas con el ADN central de Apple. La pregunta principal ahora tiene que ver con la innovación de productos futuros, cuando uno de los visionarios clave de Apple ha desaparecido".


Este artículo fue publicado en inglés en cnet.com