El siguiente extracto es de Success Masters de Napoleon Hill.

La efectividad se basa en la disciplina y la rutina, no en el talento o el genio. Aquí te compartimos ocho características o "rasgos" de emprendedores efectivos.

El activo más poderoso de un emprendedor exitoso es su imaginación.

Mentalidad visionaria

Los empresarios exitosos pasan una cantidad significativa de tiempo pensando, creando y visualizando. Ser innovadores es algo natural para todos nosotros si logramos disciplinarnos para disfrutar el proceso de estar en constante descubrimiento. El activo más poderoso de un emprendedor exitoso es su imaginación. Los emprendedores más efectivos se atreven a soñar, actuar y convertir sus sueños en realidad. Esta calidad visionaria los distingue de aquellos que no se atreven a soñar en grande. Los emprendedores destacados no ven un límite para su creatividad, éxito o capacidad para ganar dinero. También tienen un impacto positivo y duradero en los demás y se involucran en nuevas empresas.

Inician su día antes que los demás

Los emprendedores más efectivos son los madrugadores. Comienzan su día visualizando lo que quieren lograr y se mentalizan para el éxito. Muchos también comienzan su día con alguna forma de actividad física,  es su método para despertarse, para que su sangre bombee y su mente esté alerta y activa. Levantarse temprano les permite entrar a la oficina antes de que lleguen otros. Esto les da algo de tiempo para establecerse, recopilar sus pensamientos y generar listas de prioridades para organizar y abordar su día de la manera más eficiente.

Se programan

Una de las formas más fáciles en que los emprendedores exitosos aumentan la efectividad es mediante la programación. Viven un horario basado en poner sus responsabilidades primero y las actividades de ocio en segundo lugar, sin olvidar que socializar es importante. Los empresarios exitosos reconocen el valor de estar cerca de las personas, no solo por la interacción humana y los sentimientos de interconexión, sino porque estar cerca de otros reduce el estrés y aumenta la innovación. Los empresarios más efectivos programan su tiempo para socializar al final de su día cuando las presiones laborales están libres. Cuando las responsabilidades se colocan primero, este tipo de disciplina ayuda a los empresarios exitosos a disfrutar de su tiempo libre sin la carga de responsabilidades molestas que no se cumplieron durante el día.

Honra el poder del sueño

Para ser efectivos, los empresarios exitosos aprecian la importancia del sueño. Cuanto más duermen, más agudos, más emocionalmente disponibles y mentalmente en punto tienden a ser. La falta de sueño crea un aumento en la reactividad emocional y una disminución en la tolerancia a la frustración, lo que contribuye a otra noche de sueño deficiente. Es un ciclo horrible. Si los malos patrones de sueño no se manejan, la efectividad y el éxito se vuelven imposibles.

Sencillez

La simplicidad es el arma secreta que los empresarios exitosos empuñan para aumentar su efectividad. Viven casi obsesivamente guiados por rutinas simples pero prácticas. Crear rutinas simples les ayuda a evitar asumir cargas de trabajo que están más allá de lo que pueden manejar razonablemente. Son más productivos cuando no están demasiado abrumados por el estrés. Por lo tanto, establecen límites protectores y firmes a su alrededor y a su tiempo, entendiendo que incluso los superhéroes necesitan un día libre.

Llevan un diario

‌Una de las formas más fáciles de aumentar la efectividad es desarrollar el hábito de escribir en un diario. Los emprendedores más efectivos toman la pluma y papel y escriben lo que es importante para ellos, las cosas que fueron buenas y malas durante su día y las ideas sobre cómo pueden mejorar. Escriben listas y objetivos, expresan su gratitud y, a veces, escriben simplemente para expresar sus frustraciones. Escribir un diario calma las emociones causadas por el estrés o el conflicto, y proporciona una desconexión muy necesaria de la rutina diaria de hablar, enviar correos electrónicos y otras distracciones resultantes de los dispositivos electrónicos que nunca nos permiten desconectarnos por completo. Los empresarios exitosos valoran la participación en un diálogo activo con su crítico interno, ya que les ayuda a transmutar esa voz negativa en una voz positiva.

Son flexibles

Por importante que sea la rutina, los emprendedores exitosos también entienden cuán imperativo es que sean lo suficientemente flexibles como para adaptarse a la demanda en respuesta a circunstancias imprevistas o cambiantes. Ser lo suficientemente flexible como para cambiar de dirección aumenta en gran medida tus posibilidades de éxito, y también mejora tu propio aprendizaje, crecimiento y educación.

Son curiosos

Los empresarios más efectivos ven el aburrimiento como el gran asesino del éxito, por eso se aseguran de nunca aburrirse. Felizmente pasan interminables horas trabajando y haciendo lo que aman. Se han acostumbrado a ser abiertos y curiosos sobre todo en la vida y en su campo de trabajo. Esta curiosidad los mantiene haciendo preguntas y generando ideas sobre cuáles serán sus próximos pasos. Debido a que eligen permanecer abiertos y curiosos, es imposible agotar sus depósitos creativos. La curiosidad es solo otro aspecto que contribuye a su efectividad.