Mirrorless vs DSLR: Introducción

¿Así que quieres entrar en fotografía y buscas una cámara decente con la que puedas construir un sistema?  

Hace unos años eso era fácil: tenías que comprar una cámara DSLR si querías ser creativo con tu fotografía. Pero luego, en 2008, Panasonic lanzó la primera cámara sin espejo del mundo, la Lumix G1 y todo cambió.

Al igual que las cámaras DSLR, las cámaras sin espejo (también conocidas como CSC o cámaras de sistema compacto) le permiten cambiar las lentes, pero como su nombre sugiere, no cuentan con un sistema de espejo interno complejo como lo hacen las DSLR.

Esto significa que, en principio, pueden ser más pequeños, livianos y mecánicamente más simples que una cámara DSLR.

Sin embargo, los entusiastas y profesionales  son un poco renuentes al usar cámaras sin espejo. La ausencia de un visor óptico, controles aerodinámicos y un rango limitado de lentes para la mayoría de los sistemas fomento el desinterés en estas para muchos fotógrafos experimentados.

Pero todo está cambiando. A medida que los fabricantes amplían la gama de lentes y las opciones disponibles, la elección de lentes se está convirtiendo en un problema menor, mientras que una serie de nuevas cámaras sin espejo han llegado a tentar a los fotógrafos a alejarse de las cámaras DSLR, con el rendimiento y la calidad de imagen en algunos casos siendo mejores y por un precio similar.

La pregunta es, entonces, las cámaras sin espejo hacen lo suficiente como para ser auténticos rivales de las DSLR o, más concretamente, ¿ya son mejores? Para ayudarte a decidir, mostraremos 10 diferencias clave y lo que significan para la fotografía cotidiana.

1. Tamaño y peso

DSLR: puede ser grande y voluminosa, aunque esto puede ser útil cuando se dispara con grandes lentes de telefoto

CSC: Sí, generalmente son más pequeñas y ligeras, pero en algunos casos las lentes pueden ser tan grandes como los de la DSLR

Las proporciones compactas es uno de los grandes puntos de venta de las cámaras sin espejo, pero no siempre funciona así porque lo que realmente hay que tener en cuenta es el tamaño del cuerpo de la cámara y la combinación de lentes.

Este es un problema para las cámaras sin espejo con sensores de fotograma completo o de tamaño APS-C porque puede obtener un cuerpo delgado y bonito pero una lente gruesa y pesada en la parte frontal. Algunos modelos ahora vienen con lentes 'kit' retráctiles o con zoom motorizado, pero eso no ayuda cuando tiene que cambiar a un tipo diferente de lente.

Las cámaras Panasonic y Olympus tienen una ventaja aquí. El formato del sensor Micro Four Thirds es más pequeño (que a muchos fotógrafos no les gusta), pero esto significa que las lentes también son más pequeñas y livianas (lo que a muchos les gusta), lo que ofrece un sistema mucho más compacto en todos los aspectos.

Curiosamente, algunas cámaras sin espejo de gama alta, como la Sony Alpha A9, Panasonic Lumix G9 y Canon EOS R, ahora están creciendo en tamaño a medida que adquieren más funciones y los fabricantes responden a los comentarios de los fotógrafos que desean un mayor control.

Al final de la escala, las cámaras DSLR de nivel de entrada se están reduciendo para competir con el tamaño más pequeña de las cámaras sin espejo de precio similar.

2. Lentes

DSLR: tanto Canon como Nikon tienen un rango de lentes masivo para cada trabajo

CSC: Olympus, Panasonic, Fujifilm y Sony tienen un rango de lentes sólido, pero no tan completo.

Si deseas la opción de lentes más amplia posible, entonces una DSLR de Canon o Nikon es posiblemente la mejor opción gracias a su amplia gama de ópticas: ambas tienen una amplia gama de lentes de diferentes precios, así como un excelente soporte de terceros de los gustos de Sigma y Tamron.

Si bien Canon y Nikon han tenido décadas para construir y refinar su línea de lentes (la montura de la lente de Nikon no ha cambiado desde 1959), la primera cámara sin espejo apareció hace 10 años. Sin embargo, las cámaras sin espejo ciertamente están ganando terreno. Debido a que Olympus y Panasonic usan la misma montura de lentes Micro Four Thirds y se han establecido por más tiempo, la gama de lentes Micro Four Third es la más completa, ya que ofrece una amplia gama de ópticas, desde zoom ultra-amplio hasta lentes de rapidez de telefoto.

El sistema de lentes de Fujifilm está creciendo todo el tiempo, con unos lentes preciosos encantadores y excelentes lentes de zoom rápido. Incluso el 'kit' de 18-55 mm es muy bueno. Todavía hay algunos vacíos en la gama, pero Fujifilm definitivamente está trabajando arduamente para ofrecer una gama completa y de alta calidad de lentes.

Sony ofrece algunas ópticas de gama alta realmente agradables que están diseñadas para su línea de cámaras de fotograma completo como la Alpha A7 III, mientras que acaba de lanzar un poderoso teleobjetivo de 400 mm f / 2.8.

Tanto Canon como Nikon han lanzado recientemente cámaras sin espejo de fotograma completo para funcionar junto con la gama DSLR de cada compañía. En este momento, las ópticas dedicadas para cada una están limitadas a alrededor de tres lentes, pero tanto Canon como Nikon ofrecen adaptadores de precio accesible que te permitirán usar lentes diseñadas para cámaras DSLR (aunque solo las lentes más nuevas ofrecen compatibilidad total).

3. Visores

DSLR: muchos fotógrafos siguen prefiriendo una vista 'óptica' por su claridad, apariencia natural y visualización sin retraso (“lag”)

CSC: otros prefieren ver una representación digital de la escena mientras que la cámara la captura

Todas las cámaras DSLR, incluso las más económicas tienen un visor óptico porque es una parte integral del diseño DSLR. Sin embargo, un buen número de cámaras sin espejo de nivel de entrada no tienen visores, por lo que tiene que usar la pantalla LCD posterior para componer las fotos, que no siempre funcionan tan bien con luz brillante.

Las cámaras sin espejo con visores cuestan más, y son visores electrónicos en lugar de ópticos: muestran la imagen directamente desde la lectura del sensor y no a través de un sistema de espejo óptico/pentaprisma.

Los visores electrónicos avanzan a pasos agigantados, tanto que los últimos rara vez muestran alguna pixelación o granularidad que fue un problema en las generaciones anteriores, aunque a menudo puede haber un  retraso (“lag”) leve pero visible si mueve la cámara realmente rápido.

La ventaja de los visores electrónicos es que pueden mostrar mucha más información que un visor óptico, como los histogramas de imágenes en vivo, por ejemplo. También pueden simular la imagen digital que capturará la cámara, para que no tengas ninguna sorpresa horrible cuando revisas tu imagen, ya que es exactamente lo que estás viendo.

Sin embargo, esta simulación no siempre es perfecta, y muchos fotógrafos prefieren ver el mundo con sus propios ojos, ya que componen la imagen y verifican la versión digital en la pantalla LCD inmediatamente después de haberla capturado. También son más fáciles de usar en condiciones de poca luz.

Todo esto es cuestión de preferencia personal. Si adquieres una cámara sin espejo de alta gama con buen zoom y un visor electrónico de alta resolución no tendras quejas sobre tus tomas.


Esta es la parte 1 de una serie de 3 partes enfocada en comparar e identificar 10 diferencias entre las cámaras Mirrorles y las cámaras DSLR.  Haz click aquí para leer la Parte 2.

Este artículo fue publicado en inglés en TechRadar.

Foto de portada por Samuel Scrimshaw publicada en Unsplash