El Royal Flying Corps de Gran Bretaña eligió los relojes Omega en 1917 como sus cronometradores oficiales para sus unidades de combate, al igual que el Ejército de los Estados Unidos en 1918. Los relojes Omega fueron la elección de la NASA y el primer reloj en la Luna en 1969. Además, Omega ha sido el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos desde 1932. James Bond lo ha usado en películas desde 1995; otros usuarios famosos de Omega, pasados ​​y presentes, incluyen a Buzz Aldrin, George Clooney, John F. Kennedy, Mao Zedong, Elvis Presley y Prince William. Conoce la historia de estos relojes icónicos de nuestra época.

El precursor de Omega, La Generale Watch Co., fue fundada en La Chaux-de-Fonds, Suiza en 1848 por Louis Brandt, que ensamblaba relojes de bolsillo de precisión con llave a partir de piezas suministradas por artesanos locales. Vendió sus relojes de Italia a Escandinavia a través de Inglaterra, su principal mercado. En 1894, sus dos hijos Louis-Paul y César desarrollaron un revolucionario sistema interno de control de producción y fabricación que permitía que los componentes fueran intercambiables. Los relojes desarrollados con estas técnicas se comercializaron bajo la marca Omega de La Generale Watch Co. En 1903, el éxito de la marca Omega llevó a La Generale Watch Co a escindir la marca Omega como su propia empresa, y se fundó oficialmente Omega Watch Co en 1903.

Louis-Paul y César Brandt murieron en 1903, dejando una de las empresas de relojes más grandes de Suiza, con 240.000 relojes producidos anualmente y empleando a 800 personas, en manos de cuatro jóvenes, el mayor de los cuales, Paul-Emile Brandt, aún no tenía 24.

Brandt fue el gran arquitecto y constructor de Omega. Su influencia se sentiría durante el próximo medio siglo. Las dificultades económicas provocadas por la Primera Guerra Mundial lo llevarían a trabajar activamente desde 1925 hacia la unión de Omega y Tissot, luego a su fusión en 1930 en el grupo SSIH, Ginebra.

Bajo el liderazgo de Brandt y Joseph Reiser desde 1955, el Grupo SSIH continuó creciendo y multiplicándose, absorbiendo o creando unas cincuenta empresas, entre ellas Lanco y Lemania, fabricante de los movimientos de cronógrafo Omega más famosos. En la década de 1970, SSIH se había convertido en el primer productor de relojes acabados de Suiza y en el número tres del mundo. Hasta este momento, la marca Omega vendió más que Rolex, su principal rival suizo en el segmento de relojes de lujo, aunque los relojes Rolex se vendían a un precio más alto. Alrededor de esta época fue visto como Rolex versus Omega en la competencia por el "Rey de las marcas de relojes suizos". Los relojes Omega tendían a ser más revolucionarios y enfocados más profesionalmente, mientras que los relojes Rolex eran más "evolutivos" y famosos por sus piezas mecánicas y su marca.

Si bien Omega y Rolex habían dominado en la era anterior al cuarzo, esto cambió en la década de 1970 durante la crisis del cuarzo. Fue entonces cuando los fabricantes de relojes japoneses como Seiko y Citizen alcanzaron el dominio debido a su pionero del movimiento de cuarzo. En respuesta, Rolex continuó concentrándose en sus costosos cronómetros mecánicos donde radicaba su experiencia (aunque tenía algo de experimentación en el cuarzo), mientras que Omega trató de competir con los japoneses en el mercado de relojes de cuarzo con movimientos de cuarzo hechos en Suiza.

Debilitado por la grave crisis monetaria y la recesión de 1975 a 1980, SSIH fue rescatado por los bancos en 1981. Durante este período, Seiko expresó interés en adquirir Omega, pero no salió nada de las conversaciones.

El otro gigante suizo de la fabricación de relojes, Allgemeine Schweizerische Uhrenindustrie AG (ASUAG, proveedor de una amplia gama de movimientos y conjuntos de relojes suizos) se encontraba en dificultades económicas. Era el principal fabricante de Ébauche (movimientos inacabados) y propietario, a través de su sociedad sub-holding General Watch Co (GWC), de varias otras marcas de relojes suizos como Longines, Rado, Certina, Hamilton Watch Company y Mido.

Después de una drástica reestructuración financiera, los departamentos de I + D de ASUAG y SSIH fusionaron las operaciones de producción en el complejo ETA en Granges. Las dos empresas se fusionaron completamente formando ASUAG-SSIH, una sociedad de cartera, en 1983.

Dos años más tarde, este holding fue absorbido por un grupo de inversores privados liderados por Nicolas Hayek. Renombrado SMH, Société de Microélectronique et d'Horlogerie, este nuevo grupo durante la siguiente década se convirtió en uno de los principales productores de relojes del mundo. En 1998 se convirtió en Swatch Group, que ahora fabrica Omega y otras marcas como Blancpain, Swatch y Breguet.

La marca Omega experimentó un resurgimiento con publicidad que se enfocaba en estrategias de colocación de productos, como en las películas de James Bond 007; el personaje había usado anteriormente un Rolex Submariner pero cambió al Omega Seamaster Diver 300M con GoldenEye (1995) y se ha quedado con este último desde entonces hasta que lo cambió por Omega Planet Ocean y Aqua Terra. Omega también adoptó muchos elementos del modelo comercial de Rolex (es decir, precios superiores, controles más estrictos de los precios de los distribuidores, aumento de la publicidad, etc.) que logró aumentar la participación de mercado de Omega y el reconocimiento del nombre para convertirse en un competidor más directo de Rolex.

Uno de los lemas de la empresa Omega es "Omega - Tiempo exacto de por vida". El lema se desarrolló en 1931 sobre la base del desempeño histórico de la empresa en las pruebas del Observatorio.

La selección del "Omega Speedmaster Professional Chronograph" para los astronautas estadounidenses fue objeto de una rivalidad entre Omega y Bulova.

Todas las misiones tripuladas posteriores de la NASA también utilizaron este reloj de pulsera de cuerda manual. La NASA comenzó a seleccionar el cronógrafo a principios de la década de 1960. Los relojes de pulsera con cronógrafo automático no estuvieron disponibles hasta 1969. Aun así, todos los relojes del panel de instrumentos y los mecanismos de cronometraje en la nave espacial en esas misiones espaciales eran Bulova Accutrons con movimientos de diapasón, porque en ese momento la NASA no sabía cómo un movimiento mecánico funcionaría en gravedad cero.

Primer reloj en la luna


El Omega Speedmaster Professional Chronograph fue el primer reloj en la Luna, usado por Buzz Aldrin. Aunque el comandante del Apolo 11, Neil Armstrong, fue el primero en pisar la luna, dejó su Speedmaster 105.012 dentro del Módulo Lunar como respaldo porque el temporizador electrónico del LM había fallado. Aldrin eligió usar el suyo, por lo que su Speedmaster se convirtió en el primer reloj que se usó en la luna. El reloj de Armstrong ahora se exhibe en el Museo Nacional del Aire y el Espacio en Washington, D.C. El de Aldrin estaba perdido. Menciona en su libro, Return to Earth, que al donar varios artículos a la Institución Smithsonian, su Omega fue una de las pocas cosas que le fueron robadas de sus efectos personales.

En 2007, para conmemorar el 50 aniversario del Omega Speedmaster Professional Chronograph, la compañía Omega presentó el conmemorativo Speedmaster Professional Chronograph Moonwatch. El reloj tenía las características distintivas del primer Omega Speedmaster de cuerda manual introducido en 1957. Se vendió en una edición de 1.957.

James Bond

Omega se ha asociado con las películas de James Bond desde 1995. Ese año, Pierce Brosnan asumió el papel de James Bond y comenzó a usar el Omega Seamaster Quartz Professional (modelo 2541.80.00) en la película GoldenEye. En todas las películas posteriores, Brosnan usó un cronómetro profesional Omega Seamaster (modelo 2531.80.00). Los productores querían actualizar la imagen del "superespía" ficticio a un aspecto "euro" más sofisticado.

Otra posible razón para el cambio del Rolex Submariner que Bond había usado anteriormente fue un cambio en el entorno empresarial que rodea a las películas modernas y la colocación de productos. Omega estaba ansiosa por participar en copromociones / oportunidades de colocación de productos de alto perfil, especialmente la franquicia James Bond, para promover su imagen / conciencia de marca. Lo logró mediante el suministro de productos y financiación (algo que la conservadora empresa Rolex evita, presumiblemente porque no ve ningún beneficio para sí misma).

Con motivo del 40 aniversario de James Bond (2002) se puso a disposición una edición conmemorativa del reloj modelo 2537.80.00 (10.007 unidades). El reloj es idéntico al modelo 2531.80.00, excepto que la esfera del reloj azul tenía un logotipo 007 inscrito en él y también mecanizado en el fondo de caja. La banda también tenía 007 inscrito en el broche.

Daniel Craig, el actual James Bond desde Casino Royale, también lleva el Omega Seamaster: el Seamaster Planet Ocean (modelo 2900.50.91) en la primera parte de Casino Royale, y el Seamaster Professional 300M (modelo 2220.80.00) en la última parte. Incluso llega a mencionar a Omega por su nombre cuando Vesper Lynd lo interroga. En relación con el lanzamiento de la película, Omega lanzó en 2006 un 007-especial del Professional 300M, (modelo 2226.80.00) con el logotipo de la pistola 007 en el segundero y el patrón del rifle en la esfera del reloj, que es un representación estilizada de la secuencia del cañón de la pistola de las películas de Bond.

Omega lanzó un segundo reloj de edición limitada James Bond en 2006. Este era un modelo Seamaster Planet Ocean con una producción limitada de 5007 unidades. El modelo es similar al que usa Craig antes en la película; sin embargo, tiene un pequeño logotipo 007 de color naranja en la segunda mano, un fondo de caja grabado que significa la conexión Bond y un 007 grabado en el cierre.

En la película Quantum of Solace de 2008, Craig usa el Omega Seamaster Planet Ocean con una cara negra y brazalete de acero (versión de 42 mm). Se lanzó otra edición limitada con la cara a cuadros "PPK grip" con el logotipo de Quantum of Solace encima. El tercer lanzamiento de edición limitada de Omega llegó en 2012. Este modelo se basó en Planet Ocean Ref: 232.30.42.21.01.004. Presentaba una esfera texturizada con el logotipo 007 en la posición de las 7 en punto, y un rotor decorado 007 visible a través del fondo de la caja.

En 2015 se produjeron dos modelos conmemorativos para la película 24th Bond, Spectre: el Omega Seamaster 300m master coaxial Ref: 233.32.41.21.01.001. Se produjeron 7007 unidades, que venían con una correa NATO y el brazalete estándar. El reloj también presentaba un bisel bidireccional con una escala de cronometraje mundial en lugar de una escala de buceo presente en los 300 m estándar. El segundo reloj de la película fue el Omega Seamaster Aqua Terra 150m master coaxial Ref: 231.10.42.21.03.004. El reloj estaba decorado con una esfera texturizada basada en el escudo de armas de la familia Bond, así como un rotor que se asemeja a una bala y el cañón de una pistola con "James Bond" inscrito.

Patrocinio deportivo

Omega ha sido frecuentemente el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos, comenzando con los Juegos Olímpicos de Verano de 1932. Fue el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006, los Juegos Olímpicos de Verano de 2008 y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010. En 2008, Omega presentó una edición olímpica con su logo en la segunda mano. El nadador olímpico y medallista de oro múltiple Michael Phelps es un Embajador Omega y lleva el Omega Seamaster Planet Ocean. Omega también es el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Verano de 2012. En 2014, Omega se convirtió en el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014. La marca fue Socio Olímpico Mundial en los Juegos Olímpicos de Verano de 2016. Después de que los Juegos Olímpicos de Verano de 2020 se pospusieran debido al COVID-19, el reloj de cuenta regresiva olímpica de la estación de Tokio, fabricado por Omega, que mostraba el número de días hasta los Juegos, y una atracción turística local, se detuvo y cambió para mostrar la fecha actual. y tiempo.

Omega construyó y mantuvo un marcador de video monocromático para el Estadio del Condado de Milwaukee, la antigua casa de los Cerveceros de Milwaukee de la Major League Baseball, que estuvo en uso desde la construcción del tablero en 1980 hasta el cierre del estadio en 2000.

Prestando apoyo al Emirates Team New Zealand y representando el reloj oficial del equipo, en 2007 Omega presentó el cronógrafo Seamaster NZL-32, con el nombre sugerido por el nombre del barco que ganó la America's Cup en 1995. El reloj fue desarrollado en cooperación con Dean Barker, patrón del equipo de Nueva Zelanda y embajador de Omega.

El 1 de julio de 2011, Omega se convirtió en el cronometrador oficial de la PGA of America mediante la firma de un acuerdo de cinco años que se llevaría a cabo hasta 2016. La marca también patrocina el Dubai Desert Classic y el Omega European Masters.

Es impresionante cómo un accesorio tan pequeño haya sido parte fundamental de muchos eventos y marcas de la cultura pop del último par de siglos. Omega, sinónimo de calidad y elegancia, marcando el subjetivo tiempo del mundo.