"Si tomamos el control de nuestra riqueza, seremos ricos y libres. Si nuestra riqueza toma el control de nosotros, somos pobres. ”- Edmund Burke

En los últimos años, hemos visto que la comprensión de la riqueza de la mayoría de las personas está mal. A menudo asumimos que para hacerse rico, es importante hacer más para poder gastar más. Una promoción en la oficina significa un aumento y un auto nuevo o una inversión afortunada significa un cambio de vestuario.

Pero si gano $ 600,000 por año y gasto $ 600,00 por año, ¿soy realmente rico? Aquí es donde la mayoría de la gente mal interpreta el asunto. No deberías preguntarte "¿cómo puedo ser rico?". En cambio, deberías preguntarte "¿cómo puedo aprovechar al máximo y gastar menos?".

La verdad es que la verdadera libertad financiera no es la capacidad de gastar. De hecho, es una oportunidad para tomar decisiones de vida que conducen a la felicidad respaldada por un cómodo colchón de ahorro.

La riqueza es más que dinero. Es una serie de estrategias y comportamientos aprendidos.

Si piensas que necesitas una mansión y bienes materiales caros para ser considerado rico, es probable que este artículo no sea lo que está buscando. Pero si estás buscando establecer una base para ganancias y ahorros máximos en el futuro, sigue leyendo. Acumular riqueza, para la persona promedio, se trata de tomar pasos estratégicos e incrementales mientras vives un poco por debajo de tus posibilidades.

Como lo dijo el autor del libro The Obstacle is the way, Ryan Holiday, en una entrevista  con Tim Ferriss:  "Podría viajar siempre en primera clase, pero opto por no hacerlo; no quiero acostumbrarme y después, con tal de mantener ese status, perder la libertad de aceptar los trabajos que quiero y rechazar los que no."

Redefiniendo lo que significa ser rico

Ganar dinero no es tan difícil. Muchas personas sin títulos universitarios, ambiciones o experiencia tienen una vida bastante cómoda. Lo que haces con tu dinero es lo que importa.

La clave es comprender que no hay una forma directa de garantizar un futuro "rico". Sin embargo, existen estrategias y hábitos que pueden implementarse para mejorar tus posibilidades.

De acuerdo a varios expertos, la capacidad de ser rico en la era moderna se reduce a tres factores esenciales:

1. Diversificar las fuentes de ingresos

Ser rico es mucho más que los ingresos producto de tu profesión. Requiere una comprensión de alto nivel de la  diversificación del flujo de ingresos  y una disposición a adaptarse y ajustarse cuando sea necesario.

Un punto clave es diseñar tu vida para disminuir el riesgo y aumentar las ganancias potenciales. Es común que los ingresos provengan de diversas fuentes, incluyendo un salario de 9 a 5, trabajo de manera independientes e inversiones, entre otras . La idea es que si una de estas fuentes de ingreso falla, aún tengas otras como respaldo. Sin embargo, es común conformarse con el salario de tu carrera y centrarse únicamente en obtener aumentos incrementales o basados ​​en el rendimiento. Esto está bien, pero reduce severamente tu límite máximo de ganancias.

2. Gastar menos de lo que ganas

Esto suena simple, pero es un desafío que muchos de nosotros no podemos reconocer completamente. Investigaciones recientes han demostrado que la mayoría (57% de los estadounidenses) ni siquiera tiene $ 1,000 ahorrados debido a un malentendido sobre cómo ahorrar efectivamente su dinero.

Veamos el caso de Jonah, que dice: "el día que me gradué de la Universidad DePaul en 2017, tenía dos cosas a mi nombre; préstamos estudiantiles y una cuenta bancaria vacía. Cuando hice la transición de una pasantía de baja remuneración a un trabajo asalariado a tiempo completo para una empresa de tecnología, no cambie mi estilo de vida. Cuando recibí un ascenso en el trabajo y recibí un aumento sustancial, no cambié mi Mercury Sable 2007 de 125,000 millas por un modelo más nuevo. Al operar con esta mentalidad, seguí acumulando más dinero mientras mantenía mis gastos lo más bajo posible. Cada mes he podido poner más y más en cuentas de ahorro y carteras de inversión."

Es importante mantener los gastos generales ajustados, continuar haciendo inversiones inteligentes, ahorrar tanto como puedas y presupuestar hábitos de gasto para reducir costos innecesarios. La mayoría de la gente sabe cómo ganar dinero. No mucha gente sabe cómo ahorrar dinero.

3. Invertir en ti mismo

Una de las mejores cosas que puedes hacer es asignar un porcentaje de tus ingresos para tu mejoría personal. A fin de cuentas el activo más valioso y único que puedes ofrecer al mundo eres tú mismo.

Gasta una parte de tu dinero en libros y cursos que mejoren tu conjunto de habilidades y te enseñen valiosas lecciones.

La verdadera medida de tu riqueza es ¿cuánto valdrías si perdieras todo tu dinero.

Un tema común entre autores y empresarios exitosos o grandes líderes empresariales como Warren Buffett y Bill Gates es que nunca dejan de leer, aprender y mejorar. La alegría que conlleva ser rico no se deriva del dinero en sí, sino del logro y el esfuerzo creativo que se necesitó para llegar allí.

Pensamientos finales

Al final del día, todo se reduce a cómo se define la riqueza. Ser rico es poder viajar, pasar tiempo con amigos y familiares y trabajar en cosas que te gusten sin tener que preocuparte por el dinero. Al diversificar tus fuentes de ingresos, vivir por debajo de tus posibilidades y destinar un porcentaje de tus ganancias a la superación personal, lo puedes hacer posible.

Comienza con algo pequeño como agregar una fuente de ingresos adicional o hacer una inversión de bajo costo. Entonces haz crecer tu riqueza desde allí.


Este artículo fue publicado en inglés por theladders.com