Negocios

¿Por qué los "genios" de Apple parecen tan felices de aceptar un salario más bajo?

Cualquier persona que haya visitado una Apple Store sabe que siempre puede contar con la ayuda comprensiva y eficiente de un empleado. Se podría suponer que Apple retiene a esas personas con altos salarios. No

En su lugar, los Genios, como se les llama a algunos empleados de las tiendas Apple, trabajan allí porque son de esos pocos elegidos que creen que están ayudando a los clientes al venderles Mac, iPhones, etc.

Es difícil conseguir un trabajo en una tienda de Apple

En las ventas la norma es ganar comisiones, pero no en una Apple Store. Esto significa que los empleados están allí para ayudar a los clientes, no para venderles productos. Pero no solo eso, la verdad es que a los vendedores de Apple se les paga por debajo de los promedios de la industria, según The Guardian .

Las personas aparentemente toma estos trabajos porque Apple les da recompensas no tangibles. Según Ron Johnson, quien fue pionero en la tienda Apple como vicepresidente ejecutivo de operaciones minoristas, una de estas recompensas es el respeto. En 2011, dijo a Harvard Business Review :

“Obtener un trabajo en el piso de ventas en Apple hoy requiere de seis a ocho entrevistas, incluso con la persona que maneja todo el mercado local. Un resultado de ese proceso intensivo es que cuando las personas son contratadas, se sienten honradas de estar en el equipo, y el equipo las respeta desde el primer día porque han superado el desafío. Eso es muy diferente a tratar de encontrar a alguien al costo más bajo que esté disponible los sábados de 8 a 12 ".

Las nuevas contrataciones comienzan su primer día de trabajo con una ronda de aplausos de los demás empleados por pasar con éxito el pesado proceso de las entrevistas.

Siempre servicial

Los vendedores de Apple están capacitados para ser útiles y comprensivos, que es lo que la mayoría de los clientes están buscando. Nuevamente, debido a que no se les paga por comisión, su objetivo es ayudar a las personas, no venderles productos.

Como resultado, las personas pueden ingresar a una tienda Apple con una computadora que funciona mal sabiendo que se solucionará su problema, y que no se las dirigirá automáticamente a comprar una nueva.

Si bien el CEO Tim Cook es la cara pública de la compañía, casi ningún cliente de Apple lo conocerá. Sin embargo, se reunirán con Josh en su Apple Store local, y si él es servicial y no agresivo, es probable que el cliente se vaya feliz.

Un cliente feliz hoy es uno que probablemente comprará otro producto de Apple en el futuro. Y esa es la meta. Apple es un negocio, después de todo.


Este artículo apareció en inglés en Cultofmac.com

Author image

About SoltekOnline