La consola de videojuegos que Sony ha estado construyendo durante los últimos cuatro años, no es una simple actualización.

Tendrías una buena razón para pensar lo contrario. Sony y Microsoft extendieron la generación actual de consolas a través de una actualización de medio ciclo, con las mini-secuelas generadoras de Xbox One y PlayStation 4 (Xbox One X y PS4 Pro). "La pregunta clave", comentan representantes de Sony, "es si la consola agrega otra capa al tipo de experiencias a las que ya tiene acceso, o si permite cambios fundamentales en lo que puede hacer un juego".

La respuesta, en este caso, es la última.

Diseño conceptual de la consola de siguiente generación de Sony

Si la historia sirve de guía, a la larga se la denominará PlayStation 5. Por ahora, Sony simplemente hace referencia a ella como la "consola de próxima generación". Cabe mencionar que no llegará a las tiendas en 2019. Sin embargo, varios desarrolladores han estado trabajando con ella, y Sony recientemente aceleró el despliegue de devkits para que los creadores de juegos tengan el tiempo que necesiten para adaptarse a sus capacidades.

Sony tiene una caja nueva. UN VERDADERO cambio GENERACIONAL que incluye algunos cambios fundamentales La CPU y la GPU se vuelven más potentes, capaces de ofrecer fidelidad gráfica y efectos visuales inalcanzables anteriormente, y ahora en 8K; la memoria del sistema aumenta en tamaño y velocidad; y - claro - el tamaño de los juegos crece, lo que requiere descargas más grandes o medios físicos de mayor capacidad.

AMD Ryzen 3ra generación

La consola de próxima generación de PlayStation cumple todos esos requisitos, comenzando con un chip AMD en el corazón del dispositivo. La CPU se basa en la tercera generación de la línea Ryzen de AMD y contiene ocho núcleos de la nueva microarquitectura Zen 2 de 7 nm. La GPU, una variante personalizada de la familia Navi de Radeon, admitirá el trazado de rayos, una técnica que modela la trayectoria de la luz para simular interacciones complejas en entornos 3D. Si bien el trazado de rayos es un elemento básico de los efectos visuales de Hollywood y está comenzando a introducirse en los procesadores de gama alta y en la línea RTX recientemente anunciada de Nvidia , ninguna consola de juegos ha sido capaz de gestionarla. Todavía.

Los beneficios inmediatos de Ray Tracing son en gran parte visuales. Debido a que imita la forma en que la luz rebota de un objeto a otro en una escena, las superficies reflectantes y las refracciones a través del vidrio o el líquido se pueden representar con mucha más precisión, incluso en tiempo real, lo que lleva a un realismo mejorado. Según ingenieros de Sony, las aplicaciones van más allá de las implicaciones gráficas. "Si quisieras hacer pruebas para ver si el jugador puede escuchar ciertas fuentes de audio o si los enemigos pueden escuchar los pasos de los jugadores, el trazado de rayos es útil para eso", dice.

Battlefield V con Ray Tracing apagado / encendido

El chip AMD también incluye una unidad personalizada para audio 3D que redefinirá lo que el sonido puede hacer en un videojuego. "Como jugador", comenta Sony, "ha sido un poco frustrante que el audio no haya cambiado demasiado entre PlayStation 3 y PlayStation 4. Con la próxima consola, el sueño es mostrar cuán radicalmente diferente puede ser la experiencia de audio cuando le aplicamos importantes cantidades de potencia en hardware ”. El resultado, "te hará sentir más inmerso en el juego a medida que los sonidos te lleguen desde arriba, desde atrás y desde un lado". Si bien el efecto no requerirá hardware externo, funcionará a través de altavoces de TV y sonido envolvente virtual, para experimentarlo de la mejor manera será en los auriculares.

Sobre la realidad virtual, Sony comentó: "no vamos a entrar en los detalles de nuestra estrategia de realidad virtual", "pero podemos decir que la realidad virtual es muy importante para nosotros y que el auricular PSVR actual es compatible con la nueva consola".

PlayStation VR

Así que, nueva CPU, nueva GPU, la capacidad de ofrecer efectos visuales y de audio sin precedentes en un juego (y tal vez una secuela al visor PSVR en algún momento). Todo eso es genial, pero hay algo más que puede ser  "el verdadero cambio", algo que más que cualquier otra cosa es "la clave de la próxima generación": un disco duro nuevo. Entre más grande sea el juego (el año pasado, Red Dead Redemption 2 llegó a los 99 gigabytes para PS4), más se tarda en hacer todo. Las pantallas de carga pueden durar varios minutos mientras el juego extrae lo que se necesita del disco duro. Lo mismo ocurre con el "viaje rápido", cuando los personajes se transportan entre puntos remotos dentro del mundo del juego. Incluso abrir una puerta puede demorar más de un minuto, dependiendo de lo que haya al otro lado y de la cantidad de datos que necesite cargar el juego.

A partir de otoño de 2015, cuando Sony comenzó a hablar con los desarrolladores sobre lo que desearían en la próxima generación, algo que siempre estuvo sobre la mesa fue ¿podemos tener un SSD? Las unidades de estado sólido han estado disponibles en computadoras portátiles de bajo costo durante más de una década, y tanto la Xbox One como la PS4 ofrecen SSD externos que mejoran los tiempos de carga. Pero no todos los SSD se crean por igual. Lo que se está integrando en la consola de próxima generación de Sony es algo más especializado.  Lo que antes tomaba 15 segundos ahora tomará menos de uno. Esa es solo una de las ventajas de un SSD. También está la velocidad con la que se puede representar un mundo y, por lo tanto, la velocidad con la que un personaje puede moverse a través de ese mundo.  

Lo que los desarrolladores podrán hacer con esa tecnología es una pregunta que no se puede responder, porque aún lo están resolviendo, lo que sí es seguro es que el  SSD está iniciando una era completamente nueva. En este momento, Sony no reveló detalles exactos sobre el SSD (quién lo fabrica, ya sea que utilice el nuevo estándar PCIe 4.0), pero afirman que tiene un ancho de banda superior al de cualquier SSD disponible para PC. Eso no es todo. “La velocidad de lectura en bruto es importante”, dice Cerny, “pero también lo son los detalles de los mecanismos de E / S [entrada / salida] y el software utlizado.

Lamentablemente no se escuchará mucho sobre la nueva consola en el E3 en junio; por primera vez, Sony no dará una keynote en el evento. Pero si sabemos un par de cosas más, por ejemplo, la consola de próxima generación seguirá aceptando medios físicos; no será una máquina de descarga solamente. Y debido a que se basa en parte en la arquitectura de la PS4, también será compatible con los juegos para esa consola.

Como en muchas otras transiciones generacionales, esta será suave, con numerosos juegos nuevos que se lanzarán tanto para PS4 como para la consola de próxima generación.

¿Cómo se verán los juegos en un año, dos o diez? ¡Es un misterio! Los juegos de Battle-royale han reformado las experiencias multijugador; la realidad aumentada se casa con lo fantástico y lo real en formas sin precedentes. Google se lanzó en contra de las consolas tradicionales al lanzar un servicio de juegos en la nube, Stadia. La próxima versión de Microsoft de la Xbox presumiblemente integrará los juegos en la nube también para permitir que las personas jueguen juegos de Xbox en múltiples dispositivos. Los planes de Sony a este respecto aún no están claros: es una de las muchas cosas en las que la empresa se está quedando en silencio, diciendo solo que "somos pioneros de los juegos en la nube, y nuestra visión debería ser clara a medida que nos dirigimos hacia el lanzamiento".

Este artículo fue publicado en inglés en Wired.com


⚠ En Soltekonline tenemos desde el 2010 años facilitando las compras de cualquier página del mundo a nuestros clientes en México. Conoce más de nuestros servicios y regístrate con este enlace que te da $10 USD de regalo al instante en tu cuenta.