SEGURAMENTE APPLE no PODRÍA haber previsto, cuando comenzó a adjuntar la "S" a la nomenclatura de los iPhone hace una década, que eventualmente nombraría a su dispositivo insignia algo que podría ser pronunciado como la palabra "exceso" (en inglés). Y sin embargo, así es como mucha gente llama al iPhone XS, que tiene un precio inicial de $1,000. Y mientras que el Galaxy S10 de Samsung es un robo comparado con eso, comienza en "solo" $ 899; el nuevo teléfono plegable de la compañía costará $ 1,980 (si es que sale a la venta próximamente).

Algunos de ustedes pueden pensar que su smartwatch es, con mucho, el producto tecnológico más importante en su vida, y eso significa que estás dispuesto a gastar el máximo en él

A medida que los teléfonos inteligentes se han vuelto omnipresentes, muchas opciones de bajo costo han inundado el mercado. Pero es la misma ubicuidad que los jugadores de tecnología como Samsung y Apple están aprovechando, al introducir nuevos teléfonos emblemáticos cada año con pantallas más grandes y mejores, chips más inteligentes y también etiquetas de precios más altos. Según algunas estimaciones, el precio promedio de un teléfono inteligente aumentó un 10 por ciento de 2017 a 2018.

Algunos de ustedes pueden pensar que su smartwatch es, con mucho, el producto tecnológico más importante en su vida, y eso significa que estás dispuesto a gastar lo máximo en él. Hay muchas justificaciones para los grandes gastos, similar a la forma en que las personas justifican volar en aviones privados, comprar un Bentley o gastar un mes de alquiler en un bolso Prada. La pregunta que debes hacerte, si vas a racionalizar un gasto en un teléfonos, es si tu razonamiento aún aplica  en estos días en que hay muchísimos teléfonos excelentes a precios mucho más razonables que los flagships.

Aquí están algunas de las justificaciones más comunes que la gente dice.

"Mi smartphone es mi computadora"

Para algunas personas, el teléfono inteligente es el dispositivo de computación personal que más utilizan. En esos casos, es fácil comprender por qué alguien podría estar dispuesto a gastar más en un teléfono inteligente premium, especialmente si se resisten a la actualización cada año y ahorran su dinero para los avances reales en características y tecnología. Y cuando consideras todas las cosas que se pueden hacer con ellos, la potencia de procesamiento en los teléfonos emblemáticos ahora es comparable a la de algunas computadoras portátiles, nuestros teléfonos realmente son nuestras PC de bolsillo.

Sin embargo, algunos no se creen este argumento. "No sé si eso tiene sentido, porque ahora puedes comprar computadoras que cuestan mucho menos que un iPhone o Samsung", dice Carolina Milanesi, analista principal de Creative Strategies. “Al mismo tiempo, no es solo una computadora, es también tu cámara y tu reproductor de MP3  tu alarma y tu correo electrónico y mensajería. La verdadera justificación es que confío en él 24/7 ".

"Lo necesito para mi trabajo"

Este razonamiento está estrechamente relacionado con el anterior. Comprar un teléfono confiable para negocios puede ser una razón muy legítima para gastar en la tecnología más avanzada, dice Danelle Chung, una planificadora financiera en San José, California, que con frecuencia asesora a propietarios de pequeñas empresas. "Una de las razones por las que tiene sentido es porque el propietario de un negocio puede necesitarlo para administrar las cosas de manera más eficiente y atender mejor a los clientes. Y pueden asumir el costo de un teléfono caro y deducirlo de sus impuestos ".

Pero incluso si estás convencido de que necesita el smartphone más caro para tu trabajo, también necesitaa evaluar el costo de oportunidad de este tipo de compra, dice Chung: "¿qué estás sacrificando para poder comprar este teléfono? Si la funcionalidad no está realmente ayudando a tu empresa, ¿realmente necesitas tener el model0 más nuevo? "La respuesta puede ser no. Seamos realistas, pocos de nosotros podemos afirmar que los Animoji, los ajustes de bokeh o las pantallas plegables son fundamentales para nuestro trabajo.

"Si lo desglosas por costo por uso, ¡vale la pena!"

Ochenta veces al día, 150 veces al día, 2,000 veces al día. Así es como frecuentemente interactuamos con nuestros teléfonos diariamente, según varios estudios. Y esas son solo las interacciones fugaces; además está la cantidad de tiempo que estamos siendo productivos, viendo videos o charlando con nuestros amigos. Las aplicaciones "Screen Time" existen por una buena razón.

Esta justificación hace que el alto precio de un teléfono insignia parezca menos injustificada. Digamos que levantas tu teléfono de $1,000 dólares 100 veces al día, 365 días al año. Eso significa que cada interacción cuesta entre $ 0.02 y $ 0.03. Y cuanto más lo uses, más valor obtendrás de él.

Sin embargo, eso no debería ser necesariamente una razón para comprar el teléfono * más caro *. Si no tienes la abrumadora necesidad de comprar un smartphone insignia súper caro, puedes comprar fácilmente un teléfono inteligente más antiguo o más barato, modificar la fórmula anterior y obtener resultados aún más satisfactorios.

"Los componentes de los teléfonos de gama alta cuestan más, y no me importa absorber parte de ese costo"

Según Werner Goetz, director de investigación de Gartner, “los materiales facturables cuestan más en los teléfonos de gama alta: tienen mejores CPU, mejores cámaras y, en el caso de teléfonos como el Galaxy Fold , toneladas de memoria”. Sin embargo, señala que no solo los materiales avanzados aumentan los costos; realmente se reduce a lo que una empresa cree que puede cobrarte. Los consumidores conservan sus teléfonos por más tiempo, dice Goetz, y "una manera de compensar eso si eres fabricante es pedir más dinero".

Milanesi, de Creative Strategies, agrega que no es solo el hardware lo que las personas compran cuando pagan precios superiores. Es la "infraestructura que existe en la nube para permitir que algunas de estas funciones trabajen", dice ella. "Por ejemplo, es muy entendible decir:  'esta cámara tiene tantos megapíxeles'. Pero ¿cómo pueden entender los clientes que: 'la compañía ha tenido que crear X centros de datos para que esto suceda?' ”

En pocas palabras, puede ser que los teléfonos insignia cuesten más en parte porque tienen algunos de los mejores componentes y funciones avanzadas, elementos que a menudo son el resultado de años de investigación y desarrollo. Pero algunos fabricantes también tienen una habilidad excepcional en el arte del marketing.

"Estoy preparándome para el futuro"

El 5G aún no ha llegado, pero lo hará pronto, ¿verdad? Y cuando lo haga, definitivamente querrás el nuevo teléfono con el módem 5G, ¿verdad? Obviamente, también quieres tener el soporte Wi-Fi más rápido. ¿Qué sucede si tu teléfono no es compatible con las aplicaciones AR y pierdes la oportunidad de "probar" un sofá virtual antes de comprarlo ? Probablemente deberías comprar este tipo de teléfono ahora, para que estés preparado para cuando todo esto se convierta en una realidad.

Esto es el "FOMO" (Fear Of Missing Out) el "miedo a perderte de algo", puro y simple, y es una mala razón para gastar demasiado en un teléfono. De nada.

"Quiero lo mejor"

Aunque es una admisión honesta, esta justificación es frágil.

En la gama alta del mercado de teléfonos inteligentes, muchos de los componentes comienzan a verse iguales, ya sean pantallas brillantes, velocidades de procesamiento increíblemente rápidas o funciones de captura de fotos que hacen que los fotógrafos profesionales se pongan nerviosos. "Lo mejor" se convierte en una cuestión de preferencia para qué sistema operativo, en realidad, en qué ecosistema de software y hardware, deseas vivir y en quién confías tus datos.

Y al igual que con cualquier producto premium, lo que una persona considera "el mejor" puede estar basado en factores de preferencia o intangibles. "Hay una exclusividad que viene con los artículos de alto costo, y realmente se trata de una marca", dice Dana Telsey, directora ejecutiva y directora de investigación de Telsey Advisory Group. “¿Por qué existen jeans de mezclilla que cuestan $ 800 dólares y otros que cuestan $ 50? "Podría ser la tela, o dónde lo compraste, pero también podría ser ese elemento de exclusividad que te permite ser más 'visible'".

En la edad de Uber y Lyft, el teléfono ha superado al automóvil en términos de símbolo de estatus

Esta explicación también revela un deseo primate por parte del comprador de llevar algo que se percibe como lo mejor. Es un juego de estatus, y es algo muy real en el mundo de los smartphones, incluso si muchos consumidores se aferran a los teléfonos viejos por más tiempo. Gabriel Kaplan, CPA y planificador financiero certificado en la ciudad de Nueva York, dice que en la "edad de Uber y Lyft, el teléfono ha superado al automóvil en términos de símbolo de estatus. Para algunas personas, eso es un factor motivador para mantenerse al día con la tecnología".

"Yo puedo permitírmelo"

¿Y quiénes somos nosotros para discutir eso? Kaplan dice que cuando pregunta si un gasto como $ 1,000 (o $ 1,500) pondrá en riesgo el plan de retiro de un cliente, la respuesta es "generalmente nunca".


Este artículo se publicó en inglés en Wired.com


⚠ En Soltekonline tenemos desde el 2010 facilitando las compras de cualquier página web del mundo a nuestros clientes en México. Conoce más de nuestros servicios y regístrate con este enlace que te da $10 USD de regalo al instante.