Criado en una familia anglicana y bajo los principios del cristianismo, el etólogo y biólogo Richard Dawkins se convirtió al paso de los años en el defensor más famoso del ateísmo, la evolución y el darwinismo.

Especialista en el comportamiento de los animales, el científico ingles descubrió desde sus años de adolescencia que la evolución tenía más sentido y estructura que las enseñanzas religiosas con las que había sido educado: "la principal razón por la que era religioso es que estaba tan impresionado con la complejidad de la vida que sentía que debía existir un creador, y fue ahí cuando me di cuenta que el darwinismo era una explicación muy superior que derribaba el argumento de un diseño inteligente”.

Dedicado a la docencia durante toda su juventud, Richard Dawkins escribió los libros The Selfish Gene y The Extended Phenotype en donde reafirma los principios de la evolución y explica que el altruismo y la solidaridad son características que se desarrollan entre un grupo animal debido a que comparten los mismos genes.

Fue a partir de los ochenta que comenzó a darse a conocer como un férreo crítico del creacionismo, gracias a la publicación de su libro The Blind Watchmaker, en el cual refuta la idea de que el universo es un lugar tan complicado que necesariamente debe haber un creador de semejante estructura.

Dawkins afirma que la selección natural es suficiente para explicar la aparente funcionalidad y biología del mundo que nos rodea, y es ese mismo principio el que puede servir como el creador de la naturaleza, sin necesidad de que exista un ser inteligente y omnipresente que lo haya planeado y construido todo con antelación.

“Entre los conceptos que la ciencia conoce, la evolución es tan cierta como todo lo que hemos aprendido a través del método científico. La evolución ha sido observada, solo que no ha sido observada justo cuando está sucediendo. Es como un detective que llega a la escena del crimen, el investigador no ha visto el asesinato, pero lo que sí ve es todo el cúmulo de pistas y la gran cantidad de evidencia.”

El biólogo ingles se ha opuesto rotundamente a la enseñanza del concepto de diseño inteligente en las escuelas afirmando que no es un argumento científico, que es tan sólo un concepto religioso y ha enfatizado que la inclusión del creacionismo en los planes de estudio de las instituciones académicas es un escándalo educativo.

Como una consecuencia lógica, Dawkins defiende el ateísmo a capa y a espada y se ha convertido en uno de los voceros de esta corriente ideológica en todo el mundo. “ La religion es una fuente de conflicto y justifica una creencia sin ninguna evidencia, es uno de los mayores males que ha creado la humanidad.”

Su libro The God Delusion publicado en el 2006 se convirtió en un best seller internacional, lo cual propició que fuera invitado a debates públicos en universidades, congresos y programas de television los  cuales le dieron gran exposición y  popularidad entre los jóvenes y los ateos alrededor del planeta.

La principal labor de Dawkins ha sido fomentar una educación en la que los niños puedan tener un sentido crítico y de mente abierta sin los lineamientos rígidos e inamovibles de la religión, mismos que afirma están basados en el miedo, la culpa y la amenaza, elementos que han formado sociedades llenas de odio, amargura y conflicto.

Como parte de su campaña de educación científica y de investigación, ha exhortado a miles de personas a que se conviertan al ateísmo, ideología que forma mentes libres e independientes sin ataduras de creencias basadas en cuentos y leyendas fantásticas que no contienen ninguna clase de evidencia sustentada.

Con esto, también ha tomado el estandarte en contra de la pseudociencia y la medicina alternativa. “El espacio, billones de años de evolución, trabajos microscópicos de biología y de herencia genética contienen más belleza y maravilla que los mitos y las ciencias falsas.”

Con múltiples reconocimientos y premios a lo largo de su carrera, una sólida bibliografía, exitosos documentales y programas de television, Richard Dawkins se ha convertido en uno de los más destacados y conocidos ateos en el mundo, y para muchos como uno de los divulgadores científicos más metódicos e inapelables que han existido en los últimos años.

la religión es capaz de llevar a las personas a estados tan peligrosos que la fe debería ser calificada como una enfermedad mental

“Estoy en contra de la religión porque nos enseña a sentirnos satisfechos con la idea de no entender el mundo. Es cierto que algunas veces acuso a la gente de ser ignorante, pero no lo hago a manera de insulto, yo soy ignorante de muchas cosas. La ignorancia es algo que puede ser remediado con la educación.”

Sin duda alguna este etólogo y amante de la naturaleza y de los procesos biológicos ha destacado por su incesante lucha a favor del conocimiento y del estudio, de los argumentos basados en principios científicos y evidencia, dejando de lado aquellas ideologías que no tengan respaldo alguno sobre su veracidad y certeza.

Con toda la polémica que ha causado e independientemente de las creencias de cada quien, Dawkins ha logrado un hecho importante, digno y meritorio, que es cuestionar lo que se ha enseñado por herencia, por costumbre o por simple inercia, ha fomentado el cuestionamiento, la curiosidad y la investigación, factores que han demostrado a lo largo de la historia que desembocan en progreso y avance para la civilización.

“No podemos negar la existencia de Dios, de la misma manera que no podemos negar la existencia de Thor, las hadas, los duendes y el monstruo volador de espagueti; la religión es capaz de llevar a las personas a estados tan peligrosos que la fe debería ser calificada como una enfermedad mental”

“No te engañes a ti mismo creyendo que vivirás otra vez después de la muerte, no lo harás. Haz lo más que puedas con la vida que tienes ahora, aprovecha el momento”. R.D.