¿Te sientes estresado? ¿Atrapado en la rutina? ¿Necesitas más energía?

La cura para todos estos males, ¡y más! - es la naturaleza.

Ya sea que elijas bosque, playa, selva o lo que quieras, el acto mismo de conectarse con la naturaleza mejora el estado de ánimo, la energía y la concentración.

La ciencia dice que la naturaleza nos hace más felices y saludables. Es por eso que las compañías inteligente mente de hoy están escuchando. Están aprovechando el poder de la naturaleza para crear espacios más felices y saludables y empleados más felices y saludables.

¿Quién no quiere que sus empleados sean más creativos, más centrados y más felices en el trabajo? La felicidad es, después de todo, un impulsor clave de la lealtad de los empleados, el compromiso de los empleados y la retención de los empleados.

¡La naturaleza es buena para los negocios!

La naturaleza es buena para las personas y, por lo tanto, es buena para los negocios. Aquí hay tres razones:

1.- La naturaleza reduce los días de enfermedad. Según un estudio de la Universidad de Oregón, proporcionar a los empleados una vista de los árboles y el paisaje redujo la cantidad de tiempo de enfermedad.


2.- La naturaleza aumenta la productividad. Los psicólogos de la Universidad de Exeter concluyeron que los empleados eran un 15% más productivos cuando miraban a la vegetación, lo cual se lograba simplemente trayendo plantas a la oficina. La investigación mostró que las plantas también aumentaron la concentración y la satisfacción de los empleados.


3.- La naturaleza reduce el estrés. Teniendo en cuenta que el estrés laboral le cuesta a las empresas estadounidenses $ 190 mil millones al año solo en costos de atención médica, reducirlo debería ser una prioridad. La investigación muestra que la exposición a experiencias sensoriales naturales como el sonido del agua corriente o los olores del bosque reducen el estrés, la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

La clave para explorar cómo la naturaleza nos hace felices son los cinco sentidos: vista, olfato, sonido, gusto y tacto. Las empresas que crean o recrean las sensaciones de la naturaleza para los empleados logran satisfacer las más profundas necesidades humanas de belleza y armonía, que incluyen calma, relajación, comunión, comodidad, previsibilidad, estabilidad y equilibrio.

Veamos algunos ejemplos de cómo empresas han aplicado lo anterior:

El otoño pasado, L.L. Bean se asoció con Industrious para lanzar el primer espacio de coworking al aire libre en parques urbanos de todo el país. Algunos tienen techos, mientras que otros están abiertos. Incluso crearon un manual que explica la ciencia detrás de su iniciativa y una lista de procedimientos para obtener más inspiración.

¡Microsoft lleva el compromiso de los empleados a nuevas alturas, en los árboles! Microsoft tiene casas en los árboles de su campus construidas para aumentar la creatividad y la felicidad de los empleados al aprovechar el poder de estar en la naturaleza. De hecho, todo el campus de Microsoft está diseñado intencionalmente para ser como un parque, completo con wi-fi que brinda a los empleados la libertad de recorrer los terrenos, bancos impermeables que ocultan fuentes de energía y una cafetería interior y exterior.

Amazon Seattle piensa fuera de la caja, con hexacontaedros pentagonales. Vincula a sus empleados urbanos con la naturaleza con The Spheres, dos biodomos de invernadero que cuentan con más de 40,000 plantas de docenas de países. Los jardines interiores, con fachadas de vidrio para dejar pasar la mayor cantidad de luz posible, cuentan con todo, desde paredes vivas hasta un árbol de 50 pies. ¿La meta? Crear un espacio donde los empleados puedan pensar y trabajar de manera diferente, inspirando innovación a través de la conexión con la naturaleza.

Nota del día: si deseas aumentar la participación de los empleados, apuntalar la retención de estos y verlos más creativos, más centrados, más felices y más saludables en el trabajo todos los días, ¡dile a tus empleados que se conecten con la naturaleza!