Cuando una empresa intenta convertir una visión en un producto que los clientes comprarán, necesita a quienes puedan diseñar y construir ese producto y quienes trabajen bien con personas.

Esto no quiere decir que la persona encargada del 'producto' no debe ser bueno con las personas; la persona encargada del producto debe sobresalir en atraer y motivar a otras personas que le ayudarán para desarrollar dicho producto. Sin embargo, la persona encargada de tratar con 'personas' debe ser buena para forjar relaciones con todos los que pueden hacer que la empresa tenga éxito.

La persona encargada de las personas (valga la redundancia), debería reclutar y motivar a los empleados talentosos, encontrar clientes potenciales y convencerlos de que compren el producto de la compañía, y convencer a los inversionistas de aportar capital para mantener la empresa en marcha hasta que pueda brindar ganancias.

Y ese tipo de persona, solo puede hacer estas cosas bien si es el mejor en ventas.

Aquí están las cinco habilidades que separan a los mejores vendedores del resto; esto de acuerdo con Harvard Business Review. Tu y tu equipo deben asegurarse de que siempre estén mejorando el desempeño en cada uno de estos puntos.

Responsabilízate de todo

Los mejores vendedores asumen la responsabilidad de alcanzar sus objetivos. No se quejan, no buscan excusas o culpan a otras personas y/os o factores fuera de su control por no lograr sus objetivos.

Como explica HBR, los psicólogos llaman a esta mentalidad "posición de control interno" y descubrieron que contribuyó al "éxito en el trabajo, mayores ingresos y una mejor salud en general".

Si tienes las respuestas correctas a las siguientes preguntas, señaló HBR, entonces también tienes esa mentalidad:

  • ¿Cómo llegué aquí?
  • ¿Construí las relaciones correctas?
  • ¿Realicé el trabajo extra?
  • ¿Externé mi opinión?
  • ¿Culpé a otros por mis fracasos pero tomé el crédito por mis éxitos?

La respuesta correctas a las preguntas dos, tres y cuatro es 'sí' y 'no' para la quinta. Si respondiste de manera incorrecta, busca mentores que sobresalgan en ventas y pídeles consejo.

Sé ingenioso

Los mejores vendedores a menudo se encuentran en situaciones imposibles, equipados con pocas herramientas o con recursos y tiempo limitados para resolverlas. En lugar de entrar en pánico o darse por vencidos, evalúan con calma sus fortalezas y recursos para encontrar una solución.

Para mejorar tu ingenio, HBR sugiere que hagas lo siguiente:

  • Busca o "acepta completamente" el próximo desafío de negocios que se te presente, por ridículo o imposible que parezca.
  • Apaga tu teléfono y computadoram, y canaliza tu atención en una lluvia de ideas para superar el desafío
  • Anota tus posibles soluciones en una pizarra, invita a un compañero de trabajo para que ofrezca comentarios

En vez de pedir ayuda, una persona ingeniosa desarrolla soluciones antes de buscar a otros como asesores.

Sé un experto

Los grandes vendedores son líderes, su confianza deriva de una combinación de conocimiento y experiencia. Como líder, tu 'producto' son las futuras oportunidades para empleados, clientes o inversores potenciales. Para venderlo, debes desarrollar un "punto de vista" sobre cómo ese producto puede mejorar tu industria. "La experiencia lleva a la confianza, lo que se traduce en ventas", según HBR.

Ayuda a otros

Los mejores vendedores se hacen responsables por otras personas. Más específicamente, comparten su conocimiento sobre un producto, proceso o industria, con colegas que lo necesiten. Transmitir tal conocimiento los hace más seguros de sí mismos y los convierte en candidatos idóneos para asumir más responsabilidades.

Muévete rápido

Comunícate rápidamente con otras personas cuando te pidan algo. Una respuesta lenta a un correo electrónico de un empleado, cliente o inversionista puede crear insatisfacción y dudas acerca de tu profesionalismo. Eso deja una oportunidad abierta un rival que responde más rápido, y podría llevarte a perder un gran empleado, un nuevo cliente o un inversionista de valor. Así que muévete rápido ...

Domina estas cinco habilidades y serás un líder más efectivo.


Este artículo fue publicado en inglés en inc.com