Sí, lo has leído bien: hay 10 veces más gérmenes en nuestros teléfonos inteligentes que en el asiento del inodoro. Así que a menos que lo limpies regularmente, traes siempre contigo una colonia portátil de bichos. De hecho, todos deberíamos  adquirir el hábito de limpiar esa maldita cosa, con o sin el nuevo brote de coronavirus como motivación.

Apple ofrece una guía de limpieza muy detallada para el iPhone, al igual que Google para los Pixels. Sin embargo, Samsung no ofrece mucho para sus teléfonos Galaxy. Pero, es seguro asumir que todos se pueden limpiar de la misma manera porque sus superficies comparten características similares: pantallas de vidrio y / o cubiertas con revestimiento repelente al aceite (oleofóbico) y cierto grado de resistencia al agua.

Eso significa dos cosas: una, que está bien limpiar tu teléfono con un paño húmedo y dos, que debes usar soluciones de limpieza suaves para evitar dañar el revestimiento de vidrio. Entonces, a menos que tengas uno de esos elegantes aparatos de luz infrarroja para desinfectar tu teléfono, así es como puedes hacerlo de una manera más tradicional.

Que necesitas

1. Dos paños sin pelusa
Evita usar toallas de papel ya que la superficie rugosa podría desgastar el revestimiento de vidrio y rayar la pantalla con el tiempo.

2. Jabón de manos suave
Los recubrimientos oleofóbicos son sensibles. Eviteta los productos de limpieza domésticos y las soluciones abrasivas. Si realmente, realmente lo deseas, puedes usar toallitas desinfectantes bajo tu propio riesgo - aunque Apple muy probablemente te sugeriría que no.

3. Agua
Para mezclar con tu jabón.

4. Palillos de dientes o Q-tips (opcional)
En caso de que desees limpiar el soporte de la tarjeta SIM.

Cómo hacerlo

1. Asegúrate de saber exactamente qué tan resistente al agua es tu teléfono. De esa manera, puedes tener en cuenta la cantidad de agua que estás usando. Sin embargo, es mejor pecar de precavido y solo usar una toalla húmeda. Aquí hay una lista de teléfonos, desde los menos resistentes a los más resistentes al agua:

  • Es seguro contra agua pulverizada (espray) ( clasificación IP53 ): Pixel
  • Es seguro con la inmersión de 1 metro por hasta 30 minutos (clasificación IP67): iPhone 7, 7 Plus, 8, 8 Plus, X, XR; Pixel 2
  • Es seguro con la inmersión de 1.5 metros por hasta 30 minutos (clasificación IP68): iPhone XS, XS Max, 11, 11 Pro, 11 Pro Max; Galaxy S7, S7 edge, S8, S8 +, S9, S9 +, S10, S10 +, S10e, Note 8, Note 9, Note 10, Note 10+, Fold; Pixel 3, 4

2. Desenchufa los cables y apaga el teléfono. Retira cualquier accesorio. Ten cuidado de no dañar tu teléfono, o peor aún, lastimarse con una descarga eléctrica!

3. Mezcla jabón de manos con agua. Usa tu mejor criterio para determinar la proporción de agua y jabón.

4. Sumerge uno de los paños sin pelusa en la solución jabonosa. Asegúrate de escurrirlo para eliminar el exceso de agua.

5. Limpia tu teléfono con el paño húmedo. Asegúrate de limpiar el frente, la espalda y los lados. Nunca sumerjas tu teléfono en la solución, incluso si tu teléfono es resistente al agua.

6. Usa un paño seco sin pelusa para limpiar tu teléfono. Nuevamente, evita usar toallas de papel.

7. Opcional: retira el soporte de la tarjeta SIM. También puedes limpiar esa parte.

8. Sumerge un Q-tip en la solución jabonosa. Exprímelo con la punta de tus dedos.

9. Usa el Q-tip para limpiar suavemente la bandeja de la SIM. Usa un palillo de dientes para llegar a los rincones, de ser necesario.

10. Limpia la bandeja con un paño seco. Luego introdúcelo de nuevo en tu teléfono y listo, ¡ya está!